Asamblea por una Ciudad Feminista en la Nueva Constitución

Encuentro autoconvocado Nº 2.130 - Realizado el 16/01/2021

Lugar de Realización

Santiago

Modalidad

Virtual

Nº de Participantes

9

Validada Por

  • Foto de persona Valentina Saavedra M.

Registro Fotográfico

  1. Foto_asamblea.png 616 kb

Documentación del Cabildo

  1. Manifiesto_por_una_ciudad_feminista_en_la_NC.pdf 43 kb

Conclusión 1
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Derecho a la vivienda, a la ciudad, a la tierra y al territorio

Nos mueven los principios de la democracia, el feminismo, los derechos humanos, el ecologismo, la igualdad y la autodeterminación. Por ello, apostamos a que las ciudades se desarrollen desde una mirada sistémica, incorporando desde la génesis una participación vinculante y paritaria en todos los niveles de representación. De la misma manera, que no exista discriminación alguna ni de género, edad, cultura, etnia, lugar o clase, tanto para las decisiones colectivas como en las políticas públicas, que incluya la transversalización del enfoque de género.
En pos de la igualdad, apostamos a que el Estado debe garantizar el rol social del derecho de propiedad, con una política de suelo que garantice la entrega de espacios de cuidado, goce y colaboración, indispensable para la entrega de espacios de cuidados, goce y colaboración. Entregando facultades y recursos a los gobiernos locales para enfrentar desde una perspectiva de justicia social y espacial las necesidades de las comunidades y territorios.
Desde el ecologismo, reconocemos la sustentabilidad con soberanía alimentaria, a partir de la limitación a la explotación desmedida de la naturaleza y la promoción de cultivos urbanos. Así como la reconstrucción del concepto de territorio, considerando su valor para la vida, su diversidad y riqueza natural. Incorporándose como unidad fundamental de la sociedad, las comunidades y su potencial organizador y cuidador.
Reconocer la desigualdad de género en ciudades y territorios es crucial y enfrentarla. Se deben crear ciudades seguras para mujeres, niñas y comunidades discriminadas. Desde la educación, las políticas y prevención y no desde un accionar militar punitivo. Promoviendo el entendimiento de las ciudades desde una perspectiva de los cuidados y las labores domésticas, superando la idea de lo público y lo privado, que esconde muchas veces los roles de género y la violencia dentro de la familia nuclear. Apostamos a la vez por el transporte con acceso libre y seguro como servicio público, que facilite una equitativa distribución de trabajo de cuidados en sus recorridos.
Queremos ciudades que cuiden, donde se garanticen derechos sociales, sexuales y reproductivos, dentro de lo que incluya el derecho al cuidado, se reconozca como un trabajo con seguridad social y exista corresponsabilidad social y se promueva la organización comunitaria que pueda hacerse cargo de cuidar, superando la familia tradicional heterosexual como único vínculo que cuida en la sociedad y que en última instancia sea el Estado el responsable a través de un sistema nacional de cuidados en alianza con los gobiernos locales que manejen información actualizada de personas dependientes.
Para garantizar un proceso democrático y feminista, nos disponemos a colaborar con las candidaturas que se comprometan con los principios expuestos, manteniendo activa la organización social, colectiva, política y el trabajo individual que cada una realizamos. Buscando la colaboración e interseccionalidad en el trabajo también siendo convencionales electas/es/os.
Llamamos a todas, todos y todes les candidates a convencionales a adquirir un compromiso legal ante notario de entrega de información, y mantención de mecanismos de transparencia de la discusión constitucional. Contemplando mecanismos de participación digital y consejos ciudadanos, que mantengan actualizada la información y estipule una estructura de participación clara para las comunidades. A la vez, que se realicen "semanas distritales" donde las y los constituyentes deban reunirse con las comunidades de sus territorios, para que las iniciativas populares puedan ser incluidas en la Nueva Constitución.

Red Mujeres por la Ciudad
SUR Corporación
Mujer Arquitecta
Vértice Urbano
Ciudad Feminista
Comité de Arquitectos y Arquitectas Jóvenes
Género y Ciudad

Conclusión 2
2 - Sobre Principios Constitucionales, Democracia, Nacionalidad y Ciudadanía

Tema: Principios

Las ciudades deben desarrollarse desde una mirada sistémica, incorporando desde la génesis una participación vinculante, y garantizando paridad en todos los niveles de representación.
El Estado debe garantizar el rol social del suelo, entendiendo que es indispensable la creación de espacios de goce, cuidados y de colaboración, en un espacio social afectivo, permitiendo que todos los gobiernos locales independiente de su ingreso percápita, tengan acceso a una vida digna. Ya que reconocemos las injusticias en la distribución de los recursos económicos y su afectación en el diseño de las ciudades.
Entendimiento de los Derechos Humanos. Para esto se debe poner en el centro los DD.HH. considerando como base el concepto de interseccionalidad, es decir; la clase, el género, la edad, la cultura, el lugar, entre otras variables, tanto para las decisiones colectivas como en las políticas públicas.

El Estado debe crear ciudades seguras para mujeres y niñas, desde una lógica política y no militar, promoviendo la movilidad y transporte con acceso libre y seguro hacia ellas, mediante una red óptima de servicios lumínicos y sanitarios.
Reconocer el principio de sustentabilidad con soberanía alimentaria, a partir de la limitación a la explotación desmedida de la naturaleza y la promoción de cultivos urbanos.
Reconstruir el concepto de territorio y reconocerlo a nivel constitucional, quitando la perspectiva jurídica y militar, y considerando su valor para la vida, su diversidad y riqueza natural. Reconociendo como unidad fundamental de la sociedad, las comunidades y su potencial organizador y cuidador.

Conclusión 3
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Derechos de las mujeres

Trabajar bajo el concepto de corresponsabilidad social en el cuidado, es decir, que el Estado, los privados y las personas compartan responsabilidades en el cuidado. Para ello se debe promover autonomía para la organización comunitaria en torno a los cuidados.
Reconocer el trabajo doméstico como una labor que tiene valor y garantizar el derecho al cuidado a partir de un sistema nacional de cuidados. Para ellos a través de las gobernanzas locales, se diseñará una herramienta que nos permita tener información como un catastro nacional de las personas con necesidades de cuidados.
Garantizar el derecho a la salud física y mental de quienes cuidan.
Reconocimiento y derechos a las trabajadoras que cuidan y realizan trabajo doméstico, como las trabajadoras de casa particular. El Estado debe crear un fondo de pensiones que garantice un buen vivir a quienes han cumplido este rol en la sociedad.

Lugar de Realización

Santiago

Modalidad

Virtual

Nº de Participantes

9

Validada Por

  • Foto de persona Valentina Saavedra M.

Registro Fotográfico

  1. Foto_asamblea.png 616 kb