TRAWUN REUNION DE LONKO Y LIDERES PEWENCHE DE ALTO BIOBIO

Encuentro autoconvocado Nº 5.014 - Realizado el 09/12/2021

Lugar de Realización

Alto Biobío

Modalidad

Presencial

Nº de Participantes

5

Validada Por

  • Foto de persona Cristian Castro S.

Registro Fotográfico

  1. 1.jpg 717 kb
  2. 2.jpg 362 kb
  3. 4.jpg 511 kb
  4. 6.jpg 458 kb
  5. 5.jpg 596 kb

Documentación del Cabildo

  1. Pewenche_NI_i_Rakiduam.pdf 393 kb

Conclusión 1
3 - Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal

Tema: Autonomías territoriales e indígenas

CHEM KINTUYAWIÑ / Principios para una Nueva Constitución.
ESTADO PLURINACIONAL.
Esto supone reconocer la existencia de diferentes naciones, obligando al Estado a encontrar, definir y entregar nuevos espacios para que todas las naciones se sientan representadas y partícipes de la construcción de un nuevo proyecto social y político, un nuevo Estado. El principio plurinacional implica la posibilidad de que coexistan en el territorio de un mismo Estado, múltiples naciones que ejercen su autodeterminación.

Uno de los puntos más relevantes de la creación de un Estado Plurinacional, es que se permite el adecuado ejercicio de los derechos de la libre determinación y autonomía, consagrados en instrumentos de derecho internacional ya adoptados por Chile, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Pueblos Indígenas, que obliga a los Estados a generar las adecuaciones internas que permitan a los pueblos indígenas establecer su condición política y perseguir libremente su desarrollo económico, social y cultural. Asimismo, respetar su derecho a promover, desarrollar y mantener sus estructuras institucionales y sus propias costumbres, espiritualidad, tradiciones, procedimientos, prácticas y, cuando existan, costumbres o sistemas jurídicos.

ESTADO INTERCULTURAL.
La creación de un Estado Intercultural, que permita la aplicación de políticas con pertinencia, pensadas en las diferencias culturales y territoriales que tienen las distintas naciones originarias. El estado intercultural, permite el diálogo entre las distintas naciones y de cómo estos se relacionan con el Estado.

Para estos efectos, la política intercultural a nivel local, debe considerar ciertos elementos mínimos, como lo son, reforzar las organizaciones ancestrales de los pueblos indígenas, reconociendo su cultura, medicina ancestral indígena, enseñanza de saberes y de las lenguas indígenas, entre otros derechos ya consagrados en el derecho internacional. El reconocimiento y puesta en valor de las identidades territoriales es un elemento fundamental de la política intercultural.

DERECHOS COLECTIVOS Y POLÍTICOS.
Para el correcto ejercicio de los derechos colectivos de los pueblos indígenas, es necesario que la nueva Constitución establezca la garantía del derecho a la participación política y de la representación política de los pueblos indígenas, considerando las formas tradicionales de organización y elección de autoridades en todas las instituciones del Estado. Del principio de la pre-existencia de las naciones originarias en la creación del Estado de Chile, derivan, no sólo los derechos políticos de los pueblos indígenas, sino también, otros derechos, como los derechos colectivos, el derecho a determinarse libremente, el derecho a controlar su territorio y a definir sus prioridades de desarrollo.

Entre otros aspectos, el establecimiento de escaños reservados y permanentes para representantes indígenas en el Congreso es el mínimo para la consagración de la representación indígena en el nuevo Chile. Al mismo tiempo, se debe consagrar la representación, a través de estos escaños, en las elecciones populares que lo permitan, por ejemplo la elección de consejeros regionales. Para estos efectos se debe considerar un número de escaños que sea proporcional a la población regional y nacional.

Para los efectos de determinar el número y sistema de votación, se debe considerar el principio de la autoidentificación, consagrado en el derecho internacional de los derechos de los pueblos indígenas, entre otros, por el Convenio N°169 de la Organización Internacional del Trabajo. Por otro lado, los derechos políticos de los pueblos indígenas en la nueva Constitución deberá institucionalizar la representación de estos en el Poder Judicial, con el objeto de garantizar la igualdad ante la ley y la no discriminación.

RESPETO AL DERECHO INTERNACIONAL.

El nuevo pacto social, debe establecer el respeto irrestricto al derecho internacional y los tratados de derecho internacional que consagran derechos a los pueblos indígenas. En este sentido, cobra especial relevancia la Declaración de las Naciones Unidas para los Pueblos Originarios, votada a favor por el Estado de Chile el año 2007, y que debe constituir la base para el establecimiento de los derechos de los pueblos indígenas, pues lo contrario, significa un retroceso intolerable para los pueblos indígenas y la comunidad internacional. Los derechos ya reconocidos por este instrumento internacional, como el derecho a la libre determinación y autonomía y el derecho a la restitución territorial, no pueden ser desconocidos en el nuevo texto.

La Constitucionalización de la Declaración de las Naciones Unidas para los Pueblos Indígenas, con su correspondiente correlato normativo en la estructura jurídica e institucional de Chile, hará posible una profundización de la democracia, reconociendo las capacidades de las naciones para establecer sus propias necesidades y prioridades respecto de sus vidas y cultura. Para esto, el nuevo texto podría incluir la ratificación de la declaración como norma de rango constitucional.

La importancia de esta declaración es tan relevante, que garantiza, entre otros, los siguientes derechos a los pueblos indígenas:
Derecho a la libre determinación. En virtud de ese derecho determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural (art. 3°);
Derecho a la autonomía o al autogobierno en las cuestiones relacionadas con sus asuntos internos y locales, así como a disponer de medios para financiar sus funciones autónomas (art. 4°);
Derecho a practicar y revitalizar sus tradiciones y costumbres culturales. Ello incluye el derecho a mantener, proteger y desarrollar las manifestaciones pasadas, presentes y futuras de sus culturas, como lugares arqueológicos e históricos, objetos, diseños, ceremonias, tecnologías, artes visuales e interpretativas y literaturas (art. 11°);
Derecho a establecer y controlar sus sistemas e instituciones docentes que impartan educación en sus propios idiomas, en consonancia con sus métodos culturales de enseñanza y aprendizaje (art. 14°);
Derecho a sus propias medicinas tradicionales y a mantener sus prácticas de salud, incluida la conservación de sus plantas medicinales, animales y minerales de interés vital. Las personas indígenas también tienen derecho de acceso, sin discriminación alguna, a todos los servicios sociales y de salud (art. 24°);
Derecho a las tierras, territorios y recursos que tradicionalmente han poseído, ocupado o utilizado o adquirido. Los pueblos indígenas tienen derecho a poseer, utilizar, desarrollar y controlar las tierras, territorios y recursos que poseen en razón de la propiedad tradicional u otro tipo tradicional de ocupación o utilización, así como aquellos que hayan adquirido de otra forma (art. 26°);
Derecho a la reparación, por medios que pueden incluir la restitución o, cuando ello no sea posible, una indemnización justa y equitativa por las tierras, los territorios y los recursos que tradicionalmente hayan poseído u ocupado o utilizado y que hayan sido confiscados, tomados, ocupados, utilizados o dañados sin su consentimiento libre, previo e informado (art. 28°);
Derecho a la conservación y protección del medio ambiente y de la capacidad productiva de sus tierras o territorios y recursos (art. 29°);
Derecho a determinar su propia identidad o pertenencia conforme a sus costumbres y tradiciones (art. 33°).

TERRITORIO.

Los derechos territoriales colectivos, incluyendo la propiedad indígena y derechos de entidades naturales presentes en los diversos territorios que poseen u ocupan los pueblos indígenas, son una materia que debe ser especialmente considerada en la nueva Constitución. La importancia de este derecho constituye una base para el dialogo fraterno entre los pueblos de Chile.

En lo relativo a los derechos territoriales de los Pueblos Originarios, estos son ejercidos por parte de un sujeto colectivo, ya sea de un Pueblo en su conjunto o en sus diversas unidades económicas o sociales propias, comprendiendo la gestión, utilización, goce, disposición y contribución a la conservación de sus territorios, tierras y de los recursos naturales que éstos albergan. Ello, atendiendo a la especial relación entre el modo de vida y el desarrollo histórico de los Pueblos vinculado a dichos territorios, asumiendo estos como parte de un todo indivisible que conforman un sistema de vida.
solo reconocimiento de los derechos culturales de los Pueblos Originarios sin incorporar la dimensión material del vínculo de estos con su ecosistema y territorio, inevitablemente corre el riesgo de aparecer como insuficiente en la tarea de darles un verdadero espacio de participación en igualdad de condiciones dentro de la nueva Constitución.

EQUIDAD TERRITORIAL - DESCENTRALIZACIÓN.

El nuevo texto constitucional deberá establecer una política efectiva de descentralización, orientada a la equidad en el acceso a beneficios y servicios públicos, a mayores niveles de autonomía en la toma decisiones e implementación de iniciativas públicas y en el fomento de un desarrollo territorial acorde a las capacidades sociales y ecológicas.
La autonomía debe ser considerada como un principio básico de un Estado unitario, basado sobre un territorio único e indivisible, pero con los mayores niveles de descentralización política, administrativa y financiera posibles. Para estos efectos, se deberá dotar de mayor autonomía a los gobiernos regionales, comunales, territoriales y locales, facultándolos con mayores competencias, recursos financieros, instrumentos de equidad territorial y promoviendo la participación efectiva de las comunidades locales en la toma de decisiones.

El financiamiento de los gobiernos locales es fundamental para entregar equidad a los territorios, dotando a las comunidades de mejores servicios que promuevan el óptimo desarrollo de los territorios. Asimis

Lugar de Realización

Alto Biobío

Modalidad

Presencial

Nº de Participantes

5

Validada Por

  • Foto de persona Cristian Castro S.

Registro Fotográfico

  1. 1.jpg 717 kb
  2. 2.jpg 362 kb
  3. 4.jpg 511 kb
  4. 6.jpg 458 kb
  5. 5.jpg 596 kb