Una Constitución con salud digna, oportuna y universal

Encuentro autoconvocado Nº 6.366 - Realizado el 15/10/2021

Lugar de Realización

Santiago

Modalidad

Virtual

Nº de Participantes

4

Validada Por

  • Foto de persona Luisa Álvarez González

Documentación del Cabildo

  1. COS_UNCEC_2_SALUD.pdf 1.1 mb

Conclusión 1
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Salud en todas las políticas con enfoque en los determinantes sociales

1. Salud Preventiva
La prevención se define como las medidas destinadas no solamente a prevenir la aparición de la enfermedad o condición, tales como la reducción de factores de riesgo, sino también a detener su avance y atenuar sus consecuencias una vez establecida.
Atender los factores sociales determinantes de la salud es la principal acción preventiva, aun cuando existen otras acciones que permitirían colaborar. La detección temprana de una enfermedad y/o condición, puede salvar vidas y/o mejorar su calidad. Por esto consideramos que la medicina preventiva y la educación sanitaria deben ser prioridad
dentro del derecho a la salud. En ese sentido, una Nueva Constitución debe consagrar la dimensión preventiva de la salud, garantizando la institucionalidad suficiente para que se desarrollen políticas públicas de amplio alcance en la detección oportuna de enfermedades y/o condiciones de salud

2. Derecho al cuidado sanitario digno, oportuno y universal
Según la OMS el acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud implican que todas las personas y las comunidades tengan acceso, sin discriminación alguna, a servicios integrales de salud, adecuados, oportunos, de calidad, de acuerdo con las necesidades, así como a medicamentos de calidad, seguros, eficaces y asequibles, a la vez que se asegura que el uso de esos servicios no expone a los usuarios a dificultades financieras,en particular los grupos en situación de mayor vulnerabilidad.
Garantizar el derecho a la salud en una Nueva Constitución conlleva asegurar que todas las personas tengan acceso, sin discriminación alguna, a cuidados sanitarios oportunos, de calidad, informados y de acuerdo a sus necesidades, para lo cual se considera primordial que se garantice por parte del Estado la gratuidad de la atención sanitaria.

3. Derecho a una muerte digna.
Si bien la muerte digna es poco reconocida en el ámbito jurídico, el concepto se ha desarrollado desde la medicina y la bioética, y el único país a nivel latinoamericáno que ha reconocido como derecho fundamental el derecho a una muerte digna es Colombia. En el marco de la garantía del derecho a la salud, una Nueva Constitución también debe establecer el acceso a cuidados paliativos universales con el fin de garantizar el derecho a una muerte digna, a través del alivio físico, psicológico, social y espiritual, en un entorno de contención.

4. Salud Mental
Se requieren recursos que garanticen en todos los centros de atención de la red de salud cuenten con equipo multidisciplinario que abarque las distintas dimensiones de la salud mental y asegurar un sistema público de salud de carácter intersectorial, descentralizado y participativo que considere todas las dimensiones en la que se desenvuelve el ser humano. Por ello, es que resulta fundamental consagrar en una Nueva Constitución el deber del Estado de garantizar: la promoción, prevención, respuesta y recuperación en salud mental de niños, niñas, adolescentes, adultos y personas mayores como un derecho fundamental; el acceso a una atención de calidad a toda persona que presente sintomatología o afectación en su salud mental y/o psicológica; tratamiento multidisciplinario y especializado para las personas que presenten alguna enfermedad mental o discapacidad psíquica, que asegure su inclusión en el mundo social, educacional
y laboral.

5. Derecho a una salud reproductiva y educación sexual
En este sentido, una Nueva Constitución debe consagrar los derechos reproductivos incluyendo la obligación del Estado a garantizar métodos, técnicas y servicios que contribuyan a la salud y al bienestar reproductivos al evitar y resolver los problemas relacionados con la salud en esta materia. Entre los servicios a ofrecer destacamos el impulsar políticas y programas que apoyen a niños, niñas y/o adultos que, por padecer alguna enfermedad, puedan ver comprometida su maternidad/paternidad biológica en el futuro tengan la posibilidad preservar óvulos o espermatozoides que les permitan decidir sobre su maternidad/paternidad con posterioridad.
Asimismo, uno de los componentes principales del derecho a una salud reproductiva es la educación sexual y reproductiva, con el fin de garantizar la libertad para decidir respecto a sus vidas sexuales y reproductivas es fundamental asegurar el acceso a la información, la educación y los medios necesarios para una planificación familiar a lo largo de todo el ciclo de vida, por lo cual, el derecho a la educación sexual y reproductiva también debe ser garantizado en el nuevo texto constitucional.

Lugar de Realización

Santiago

Modalidad

Virtual

Nº de Participantes

4

Validada Por

  • Foto de persona Luisa Álvarez González