Asamblea Feminista Callejeras Autoconvocadas Bio Bio

Encuentro autoconvocado Nº 6.930 - Realizado el 26/03/2022

Lugar de Realización

Concepción

Modalidad

Virtual

Nº de Participantes

14

Validada Por

  • Foto de persona Brenda Arriagada S.
  • Foto de persona Catalina Moyna P.
  • Foto de persona Camila Zapata C.
  • Foto de persona Penelope Jara R.
  • Foto de persona Orietta Lucero P.
  • Foto de persona Vanessa Ibáñez
  • Foto de persona Brenda Daroch N.

Registro Fotográfico

  1. WhatsApp_Image_2022-03-26_at_17.35.51.jpeg 142 kb

Conclusión 1
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Derechos sexuales y reproductivos

Artículo 16.- Todas las personas son titulares de derechos sexuales y derechos reproductivos. Estos comprenden, entre otros, el derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre el propio cuerpo, sobre el ejercicio de la sexualidad, la reproducción, la maternidad, el placer y la anticoncepción.
El Estado garantiza el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos sin discriminación, con enfoque de género, inclusión y pertinencia cultural, así como el acceso a la información, educación, salud, y a los servicios y prestaciones requeridos para ello, asegurando a todas las mujeres y personas con capacidad de gestar, las condiciones para un embarazo, una interrupción voluntaria del embarazo, parto y maternidad voluntarios y protegidos. Asimismo, garantiza su ejercicio libre de violencias y de interferencias por parte de terceros, ya sean individuos o instituciones.

En primera instancia, es importante señalar que las mujeres y personas gestantes hemos tenido que lidiar con amplios malestares a lo largo de nuestra vida sexual, dentro de los cuales se encuentra la violencia obstétrica y de atención en casos diversos como adolescentes embarazadas, de mujeres que acuden por la pastilla del día después, de los diversos anticonceptivos, entre otras peripecias. Eso nos da muestra de que en general un funcionario o funcionaria que atiende público, desde que se atiende en ventanilla en un consultorio hasta médicos especialistas, no tienen el suficiente tacto para tratar estos temas, los cuales corresponden a situaciones que se pueden evitar sólo haciendo cumplimiento efectivo de la ley vigente. Como no ha sido el caso y este tipo de situaciones siguen existiendo, es que solicitamos que se escriba de forma explícita la necesidad de educar a las y los funcionarios de atención en salud, tanto pública como privada respecto del abordaje de estas temáticas, con especial énfasis en la necesidad de realización de un aborto. Es imperativo contar con personal realmente capacitado para el abordaje de estos temas tan delicados como lo es la salud sexual y reproductiva en su amplio espectro.
En segundo lugar, el aborto es un tema clave y discordante en toda discusión, por lo que no puede caber dudas sobre su abordaje en la Constitución. En este tema no puede existir ambigüedad que de paso a palabras malintencionadas, malas interpretaciones o cualquier símil. Se concluye como necesaria la existencia de educación integral en centros educativos, en consultorios, en las familias y en todo ambiente propicio para ello, ya que la interrupción voluntaria del embarazo es una realidad desde hace cientos de años que por diversos motivos se ha quitado de los programas gubernamentales, pero que sigue existiendo. Ahora el Estado y mediante la Constitución, tiene que garantizarla en sus planes públicos y privados, deben resguardar de que este procedimiento sea realizado con profesionales aptos, con un personal que se comporte a la altura de las circunstancias con la paciente desde su ingreso hasta su retiro, con la mayor cantidad de información posible al respecto, con la participación de un equipo multidisciplinario (médicos, matronas, psicóloga, psiquiatra de ser necesario, etc) que atienda, acompañe, dé facilidades y proteja a la mujer o persona gestante que necesite interrumpir un proceso de gestación antes, durante y después de su realización con atención oportuna, trato amoroso, sin listas de espera y que sea incluido en programas como por ejemplo el GES.
Otro punto que consideramos importante mencionar es que, si bien como colectiva no estamos de acuerdo con la objeción de conciencia en el área de salud, comprendemos su existencia, por lo que debe quedar explícito que las instituciones no pueden tener objeción de conciencia, independiente de que un médico que trabaje en el centro de salud pública o privada pueda ejercerlo. El derecho de participar o no en un proceso de aborto para médicos y matronas existe y, por ello, hospitales y clínicas deben asegurar contar con una cantidad de profesionales que realicen la intervención. Por ejemplo, en cada institución de salud debe haber un mínimo de profesionales que asistan estos procedimientos y si existe alguno que haga esta objeción y deba atender a una mujer con este tipo de solicitud, debe derivar con otro profesional que sí tenga las condiciones para hacer el proceso de aborto dentro del mismo centro de salud. Junto a ello solicitamos que se transparente con un acceso fluido el listado de profesionales que objetan conciencia y los que no, para que las mujeres y personas con capacidad de gestar sepamos con quienes nos podemos atender de forma efectiva y segura.
También, dentro de esta misma discusión se comenta lo violento que es la insistencia de profesionales de la salud en torno a la decisión en sí misma que expresa la mujer o persona gestante cuando está embarazada y quiere interrumpir el proceso. Por ello se solicita que ante un proceso de aborto, la usuaria sea consultada por una única vez sobre su decisión y esta respuesta sea la que se tome en todo el proceso, sin tener necesidad de volver a consultar o insistir sobre si está o no segura de lo que está haciendo y que al finalizar la intervención, esto no sea mencionado en su historial clínico para que en el futuro no exista revictimización y así se resguarda también la confidencialidad del proceso.
Finalmente, la prevención del embarazo y la atención oportuna en salud sexual y reproductiva tiene que ser uno de los mecanismos potentes del cambio de paradigma en el área de derechos fundamentales. Sabemos bien que muchas adolescentes no asisten a los centros de salud por comentarios maliciosos que juzgan y no aportan en su bienestar. Deben establecerse garantías de atención a todas las personas sin discriminación etaria.

Conclusión 2
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Derechos sexuales y reproductivos

A partir de este artículo, concluimos que:

- Debe existir una obligación que dentro de los programas educativos se incluya la educación sexual. Esto puede ser tratado en horas existentes como Orientación y que sea transversal en las asignaturas.
- Es fundamental la capacitación y acompañamiento de funcionarios y funcionarias en educación sobre derechos sexuales y sexualidad en su amplia magnitud. No puede seguir pasando que sean unas pocas personas las capacitadas para tratar estos temas y que la mayoría de funcionarias y funcionarios no sepan como lidiar con estos temas. Esto incluye a profesores, profesoras, asistentes de la educación, administrativos, directivos y personal externo que trabaja en colegios.
- Es menester garantizar el derecho de educación sexual, independiente de las creencias o dogmas que se tengan de forma personal. Debe quedar claro que esto no pasa por lo que de forma particular consideremos como indicado, si no que nos debemos a las personas que estamos formando, lo que incluye información fidedigna respecto al ejercicio de nuestros derechos sexuales y reproductivos.
- Dentro de los centros educativos, deben existir protocolos aplicables que permitan el acompañamiento integral a quienes estén viviendo un proceso de transición en su sexualidad. Esto debe ser incluido aún cuando no existan estudiantes que estén transicionando y es deber del colegio/liceo/centro de estudios estar preparados para enfrentar esta situación.
- La educación sexual debe ser laica, independiente de que el centro educativo profese alguna religión.
- La educación sexual integral debe incluir con especial importancia a madres, padres, cuidadores y apoderadas/os en el proceso junto a toda la comunidad educativa. Una de las grandes falencias actuales es que la educación sexual se realiza de forma arbitraria, con poca formación y sin incluir a la familia en el proceso. La familia es fundamental para que la o el estudiante adquiera toda la información sin prejuicios, ignorancia y para que a su vez, la educación sea transversal.

Lugar de Realización

Concepción

Modalidad

Virtual

Nº de Participantes

14

Validada Por

  • Foto de persona Brenda Arriagada S.
  • Foto de persona Catalina Moyna P.
  • Foto de persona Camila Zapata C.
  • Foto de persona Penelope Jara R.
  • Foto de persona Orietta Lucero P.
  • Foto de persona Vanessa Ibáñez
  • Foto de persona Brenda Daroch N.

Registro Fotográfico

  1. WhatsApp_Image_2022-03-26_at_17.35.51.jpeg 142 kb