Encuentro Autoconvocado por las y los Trabajadores

Encuentro autoconvocado Nº 7.242 - Realizado el 31/03/2022

Lugar de Realización

Providencia

Modalidad

Presencial

Nº de Participantes

5

Validada Por

  • Foto de persona Patricia Morán S.
  • Foto de persona Juan Poblete R.

Registro Fotográfico

  1. WhatsApp_Image_2022-03-31_at_6.49.00_PM.jpeg 192 kb

Conclusión 1
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Derecho a la negociación colectiva, huelga y libertad sindical

La Constitución garantiza los siguientes derechos y libertades fundamentales laborales y sindicales:
- Sobre derecho al trabajo y su protección, y el derecho a la igualdad y no discriminación en el trabajo:
Toda persona tiene derecho al trabajo y a su libre determinación. El trabajo humano es la fuente de toda actividad económica, así como el de la subsistencia personal y familiar, de las cuales emana su importancia y dignidad.
Se reconoce su diversidad como la del cuidado y la del trabajo por cuenta propia o ajena; modalidades como aquellas del trabajo manual y/o de las múltiples formas del trabajo intelectual, incluidos los de planificación y dirección, así como el científico, técnico y artístico. Reconocemos la primacía del trabajo sobre el capital, que es, en definitiva, trabajo acumulado, por lo que la economía está al servicio de la persona humana.
Los derechos laborales establecidos en la constitución se aplican a las personas trabajadoras en todas sus modalidades: a domicilio, eventuales, informales, teletrabajo y plataformas digitales. Trabajadores públicos y privados.
La organización y la división social del trabajo deben ser acordes con la dignidad humana e igualdad de género, incluida la protección de la maternidad y la corresponsabilidad parental y así como los derechos a la desconexión, a la limitación razonable de la jornada de trabajo, el debido descanso, y el derecho a un salario justo y suficiente que asegure al trabajador o trabajadora y a su familia un bienestar acorde con la dignidad humana y el derecho a una justa participación en los beneficios que de su actividad provengan.
El Estado debe promover las condiciones que hagan efectivo el derecho al trabajo, resguardando la estabilidad en el empleo, la eliminación de toda forma de discriminación, especialmente en materia de remuneraciones entre mujeres y hombres, la capacitación profesional y técnica y la permanente educación de las y los trabajadores, así como la protección contra el desempleo.
Son contrarios a esta Constitución el despido por necesidades de la empresa, la falsa contratación a honorarios y la tercerización de trabajos propios del rubro. El despido sin causa justificada implicará la restitución inmediata de su empleo al trabajador.
Queda prohibido que las empresas, empleadores o los órganos del estado establezcan relaciones laborales que menoscaben los derechos individuales o colectivos del trabajo establecidos en esta constitución.
En particular quedará prohibido que subcontraten la realización de obras, servicios o actividades que estén comprendidas en su propio giro o constituyan actividades esenciales, contempladas también aquellas que el estado debe garantizar conforme a esta constitución y los tratados internacionales ratificados por Chile.
El Estado protegerá el empleo humano ante el impacto de las nuevas tecnologías en el trabajo y su transformación, privilegiando la reconversión del trabajo.
Los instrumentos internacionales sobre derechos humanos y del trabajo ratificados por Chile hacen parte de la legislación interna.
Los derechos reconocidos en la constitución serán interpretados de acuerdo con éstos cuando prevean normas más favorables y se aplicarán de manera preferente.
Ninguna clase de trabajo o industria puede ser prohibida, a menos que su realización implique daño a la seguridad personal o a la salud públicas, o que lo exija el interés nacional y una ley así lo declare. Se prohíbe el trabajo forzoso, la trata de personas, toda forma de servidumbre, el trabajo infantil, forzoso, denigrante y humillante.
El Estado deberá tomar las medidas necesarias para garantizar la protección de la salud y seguridad en el trabajo rural, el acceso a un sistema previsional, normas de fiscalización que sean especiales, en reconocimiento y consideración a las necesidades y condiciones particulares del trabajo rural.
- Sobre participación de los trabajadores en la empresa:
El estado garantizará el derecho de los trabajadores de participar en el directorio de las empresas. La ley establecerá el procedimiento y forma de designación del o los representantes de los trabajadores con una participación de al menos un veinte por ciento del directorio respectivo.
- Sobre tutela administrativa de los derechos laborales:
El estado garantizará el derecho a la protección y fiscalización eficaz del cumplimiento de los derechos laborales. La ley establecerá el organismo autónomo correspondiente para estos efectos. El que tendrá facultades sancionatorias suficientes para restablecer el derecho.
Toda acción y/o prácticas antisindicales o discriminación por motivos sindicales es una violación a los derechos humanos fundamentales de las y los trabajadores. Dichas prácticas conllevarán sanciones por parte de la autoridad administrativa, la que además considerará sus efectos como nulos.
Las víctimas de prácticas antisindicales o discriminaciones y/o acosos laborales, deberán recibir una reparación efectiva económica y psicológica por el daño causado.
- Sobre tutela jurisdiccional de los derechos laborales:
El que por causa de actos u omisiones arbitrarios o ilegales sufra privación, perturbación o amenaza en el legítimo ejercicio de sus derechos y garantías constitucionales podrá recurrir por sí o por cualquiera a su nombre, a la Corte de Apelaciones respectiva, la que adoptará de inmediato las providencias que juzgue necesarias para restablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protección del afectado, sin perjuicio de los demás derechos que pueda hacer valer ante la autoridad o los tribunales correspondientes.
Las prácticas antisindicales, discriminaciones o acosos por motivos sindicales, deberán ser considerados por los tribunales correspondientes como causales de nulidad, y sus efectos declarados nulos.
La solución de las controversias individuales o colectivas del trabajo, no resueltas por la autoridad administrativa, serán de competencia de tribunales especializados, que conocerán las causas mediante procedimientos apropiados, rápidos, económicos, justos y eficientes para resolverlos.
De la decisión de los tribunales de instancia, podrá recurrirse ante la corte especializada que corresponda, de acuerdo con la competencia territorial establecida por la ley.
Toda la legislación respetará en su esencia estos derechos fundamentales.
- Sobre el derecho de sindicalización, libertad y autonomía sindical:
Se reconoce la libertad sindical de las y los trabajadores, públicos y privados, para constituir las organizaciones sindicales que estimen convenientes, sean estas nacionales e internacionales, las cuales tendrán derecho a negociar y celebrar contratos colectivos y en general, las defensas de sus derechos individuales o colectivos en el ámbito que determinen libremente.
La organización sindical gozará de personalidad jurídica por el solo hecho de depositar el acta de sus estatutos en la Dirección del Trabajo.
Las organizaciones sindicales tienen el derecho de redactar sus estatutos y reglamentos administrativos, elegir libremente sus representantes, organizar su administración y sus actividades y a formular su programa de acción.
Las organizaciones sindicales, en cumplimiento de sus fines, tendrán derecho a participar en la vida pública y política del país, en las instancias que correspondan sea a nivel local, regional, nacional e internacional. Las y los dirigentes sindicales podrán optar libremente a cargos de elección popular.
El derecho a constituir organizaciones sindicales que estimen conveniente, en cualquier nivel, de carácter nacional e internacional, a afiliarse y desafiliarse de ellas, a darse su propia normativa y realizar su actividad sin intervención de terceros.
El Estado deberá permitir que los sindicatos, federaciones, confederaciones y centrales sindicales funcionen libremente, absteniéndose de toda intervención que limite este derecho y garantizándoles su autonomía.
Las y los dirigentes sindicales elegidos por los trabajadores gozan del derecho a la información y consulta, así como a la protección legal adecuada contra cualquiera forma de vulneración de la libertad y autonomía sindicales.
La ley establecerá el fuero sindical o gremial para todos los representantes de los trabajadores.
Las organizaciones sindicales no podrán ser disueltas por decisión administrativa.
El estado adoptará las medidas para garantizar el libre derecho de sindicalización.
- Sobre el derecho de negociación colectiva:
Las organizaciones sindicales tendrán el derecho a negociar colectivamente en el sector público, privado y en todo tipo de empresas.
La titularidad sindical para efecto de la negociación colectiva corresponde a las organizaciones sindicales, la que podrá ser por empresa, Interempresas, grupos económicos, por ramas de actividad económica, por territorios o nivel nacional e internacional, si así procediese.
El Estado deberá promover y garantizar la negociación colectiva en todo nivel, sea por empresa, interempresas, por ramas de actividad económica, sectorial, por territorios o nivel nacional e internacional, si fuese del caso, creando las condiciones necesarias para su desarrollo y efectividad.
La negociación sectorial o por rama de la economía, será tripartita, con participación directa del Estado, los trabajadores y los empresarios. Los instrumentos colectivos sectoriales se entenderán ley en el rubro, y se extenderán obligatoriamente a todos los trabajadores del sector o rama de la economía que negocia. La negociación colectiva en un nivel de menor representación no podrá disminuir los beneficios obtenidos en un nivel superior. Estará prohibido pactar mediante acuerdos individuales condiciones inferiores a las establecidas en estos instrumentos colectivos.
Las organizaciones sindicales tendrán el derecho preferente y excluyente de negociar colectivamente.
- Sobre el derecho de huelga: (Continúa en otra Conclusión o Propuesta)

Conclusión 2
4 - Derechos Fundamentales

Tema: Derecho a la negociación colectiva, huelga y libertad sindical

Continuación de la Propuesta anterior...
- Sobre el derecho de huelga:
Las y los trabajadores del sector público como privado en el ejercicio de la libertad sindical tendrán pleno derecho a ejercer las acciones colectivas que legítimamente les correspondan, incluida la huelga, siendo de sus exclusivas competencia la definición del ámbito de los intereses que se propongan defender mediante la huelga u otra acción colectiva.
Se prohíbe el reemplazo de trabajadores en huelga o de la empresa de trabajadores en huelga. La ley no podrá establecer limitaciones o restricciones a la huelga.
En el caso de las funciones tercerizadas, declarada la huelga por los trabajadores contratistas o subcontratistas que ejercen tal labor, quedará prohibida a la empresa mandante ejercer tal función directamente o a través de otra empresa.

- Sobre el derecho a la seguridad social.
El estado garantizará a las y los trabajadores el derecho a la seguridad social. Las personas tienen derecho a prestaciones universales de seguridad social que garanticen una vida digna.

Lugar de Realización

Providencia

Modalidad

Presencial

Nº de Participantes

5

Validada Por

  • Foto de persona Patricia Morán S.
  • Foto de persona Juan Poblete R.

Registro Fotográfico

  1. WhatsApp_Image_2022-03-31_at_6.49.00_PM.jpeg 192 kb