FOMENTAR SEGURIDAD ALIMENTARIA NO SOBERANIA ALIMENTARIA

Cabildo del Borrador Constitucional Nº 7.402 - Realizado el 20/05/2022

Lugar de Realización

Las Condes

Modalidad

Presencial

Nº de Participantes

7

Validada Por

  • Foto de persona Moisés Leiva R.
  • Foto de persona Oscar Gallardo D.
  • Foto de persona Catalina Mertz K.
  • Foto de persona Pedro Lira I.
  • Foto de persona Iván Cheuquelaf R.
  • Foto de persona Alejandro Arriagada R.

Conclusión 1
5 - Medio Ambiente, Derechos de la Naturaleza, Bienes Naturales Comunes y Modelo Económico

Tema:

Contradicción entre Soberanía y Seguridad Alimentaria: Implementar la Soberanía Alimentaria para el país implicaría un conjunto de actividades contradictorias con la posibilidad de avanzar hacia un objetivo de desarrollo sostenible.

En efecto, la Soberanía Alimentaria es un paradigma de producción y consumo de alimentos que no está centrado en la dependencia de inversiones agropecuarias, con una agenda programática comprende la promoción de mercados con precios regulados, solidarios y de cercanía; el uso de técnicas productivas tradicionales y culturalmente afín; y la prioridad a la producción agrícola local de base familiar para alimentar a la población.

En abierto desafío a los sistemas de producción basados en desarrollo agro productivos masificado, es decir alienta diversas formas de organización de productores y consumidores ancladas en redes locales, elimina las importaciones y no reconocer los límites de la producción nacional, ni los impactos que tendrá en los precios el reemplazo de alimentos importados por producción nacional, de haberla.

Además, le da el poder al Estado y los políticos, en las instancias que se definan, el decidir sobre qué se produce y comercializa. Esto les impondrá a los agricultores y demás productores directrices y generará distorsiones y disrupciones en la cadena alimentaria. Las instancias políticas podrán imponer sus preferencias alimentarias a las personas, restringiendo su libertad de poder alimentarse según sus preferencias.

Cabe hacer presente que la Soberanía Alimentaria no fue considerada por la ONU en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, sino solo la Seguridad Alimentaria. Lo otro que cabe precisar es que la Soberanía Alimentaria tampoco está contemplada en las mallas curriculares del mundo académico, no así el concepto de Seguridad Alimentaria que es apoyado por nuevos conocimientos surgidos en el mundo académicos como por ejemplo la tendencia emergente de proteínas vegetales que viene a masificar el acceso de alimentos para todos.

En efecto, el concepto de Soberanía Alimentaria —extendido globalmente— no se originó en los ámbitos académicos, y se encuentra distante de responder a una definición precisa y exhaustiva, pues es considerada una definición en desarrollo. Es decir, emerge como resultante de un proceso de construcción colectiva, participativa, popular y progresiva que resguarda a las organizaciones políticas vinculadas al agro que rechazan formas liberales de desarrollo agrícola.

El concepto fue lanzado por las organizaciones de la sociedad civil en 1996. Particularmente, el movimiento social internacional Vía Campesina y lo incorporó al debate público en el Foro de la Organización de la Sociedad Civil de Roma y presentada en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación organizada por la FAO ese mismo año. Sin embargo, el concepto de Soberanía Alimentaria no es incluido como referencia en el Codex Alimentarius de la ONU que tiene por objetivo publicar normas para proteger la salud del consumidor y facilitar el comercio internacional de alimentos. Contrariamente el concepto de Seguridad Alimentaria sí está incluido en el Codex Alimentarius y es objeto de referencia internacional para los países miembro de la ONU.

Soberanía Alimentaria atenta contra la libertad económica: La Soberanía Alimentaria atenta contra la libertad económica en tres aspectos: libertad de qué producir (libre emprendimiento), libertad de opción (de qué consumir) y libre comercio de bienes (están en juego los tratados de libre comercio). Lo anterior va a distorsionar los precios, afectando al mercado con posible sobreproducción de algunos bienes y escasez de otros, lo cual generará mercados negros.

El hecho de que los entes estatales regulen qué se puede vender y dónde, impactaría en la libertad de las personas para autodeterminar qué quieren consumir como alimentos y también impacta la libertad de emprendimiento de los productores.

Seguridad Alimentaria:
La Seguridad Alimentaria es parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), específicamente el ODS N°2 Hambre Cero y entre sus metas la Seguridad Alimentaria propone poner fin al hambre y asegurar el acceso a las personas, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente; poner fin a la malnutrición, tanto por exceso como por déficit, y abordar las necesidades de nutrición de las adolescentes, las mujeres embarazadas y lactantes y las personas de edad; duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, respetando el medio ambiente y la biodiversidad de cada región; asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos. La Seguridad Alimentaria, se ve reflejada en distintos documentos internacionales, tales como, de la OMS, ONU, FAO, Códex Alimentarius, Reglamento Sanitario De Los Alimentos del Ministerio de Salud, Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria (ACHIPIA) y cuerpos normativos del Instituto Nacional De Normalización (INN).

Otra de las metas de la Seguridad Alimentaria indicada en el OSD N° 2 es mantener la diversidad genética de las semillas, las plantas cultivadas y los animales de granja y domesticados y sus especies silvestres conexas; aumentar las inversiones, incluso mediante una mayor cooperación internacional, en la infraestructura rural, investigación agrícola y los servicios de extensión, el desarrollo tecnológico bancos genéticos y eliminar las distorsiones del comercio internacional.

El comercio internacional y nacional es clave para la Seguridad Alimentaria, es decir, lograr que toda persona tenga acceso a alimentación suficiente. A pesar de que la población mundial se ha duplicado desde la década de los 50’, el comercio de alimentos ha permitido reducir el hambre y una baja sostenida en los precios reales de la alimentación, previo a la pandemia y la guerra en Ucrania. Las Naciones Unidas plantea que el comercio de alimentos es insustituible para avanzar hacia el objetivo Hambre Cero. Los efectos de eventos como la pandemia y la guerra requieren profundizar la apertura comercial, y dar apoyos directos a las personas cuyos ingresos se ven mermados.

Competencias de la autoridad en el ordenamiento territorial: La Soberanía Alimentaria se relaciona directamente con las implicancias que tendría en el ordenamiento territorial la Asamblea Regional y el Gobierno Regional, ya que dentro de sus facultades figuran la de gestión del Plan de Desarrollo Regional, los Planes de Ordenamiento Territorial y el Plan Regional de manejo integrado de cuencas.

Además, el Estado tiene el deber de ordenar y planificar el territorio asegurando “una adecuada localización de los asentamientos y las actividades productivas, que permitan tanto un manejo responsable de los ecosistemas como de las actividades humanas, con criterios de equidad y justicia territorial para el bienestar intergeneracional.”.

Por lo anterior, la autoridad podría determinar qué y dónde producir determinados alimentos.

Conclusión: Debido a las implicancias negativas de la Soberanía Alimentaria en la restricción al acceso de bienes y a que atenta en contra de la libertad económica (qué producir, dónde producir, qué consumir), se llegó a la conclusión de que solo debería considerarse la Seguridad Alimentaria y no la Soberanía Alimentaria.

Lugar de Realización

Las Condes

Modalidad

Presencial

Nº de Participantes

7

Validada Por

  • Foto de persona Moisés Leiva R.
  • Foto de persona Oscar Gallardo D.
  • Foto de persona Catalina Mertz K.
  • Foto de persona Pedro Lira I.
  • Foto de persona Iván Cheuquelaf R.
  • Foto de persona Alejandro Arriagada R.