4 - Derechos Fundamentales

Promover el reconocimiento a la conformación, fortalecimiento técnico y financiero de la Economía Indígena Social y cooperativista Pueblos Originarios

Iniciativa Nº 1.102

Tema: Derechos individuales y colectivos indígenas y tribales

Actualizado 24/05/2022 22:54

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Bayron Rojas M.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01

Documentos Adjuntos:

  1. InformaciA_n_adicional_Iniciativa.pdf 171 kb

Problema a Solucionar:

Somos la Cooperativa Endógena Mapuche de Ahorro y Crédito Küme Mogen Ltda, la primera de su tipo en el país y en América Latina. Surgimos en el año 2015 como un anhelo histórico de familias mapuche de tener un banco o una entidad financiera desde lo mapuche, por y para lo mapuche. Desde ese momento hemos realizado innumerables esfuerzos para sortear obstáculos devenidos: de la desconfianza del sistema económico neoliberal, las débiles políticas gubernamentales de apoyo y/o fomento de iniciativas económicas indígenas cooperativistas, de las brechas formativas de los socios para la administración y gestión de una cooperativa de ahorro y crédito y de la propia crisis generada por la pandemia.
Gracias a dichos esfuerzos y a pesar de las limitaciones señaladas, tenemos casi 900 socios, hemos entregado poco más de 300 millones de créditos y cuadriplicado nuestro patrimonio. Estos datos demuestran las posibilidades de logro desde iniciativas endógenas. Sin embargo nuestro desarrollo institucional es todavía incipiente para diversificar nuestros servicios financieros y apoyar del modo que anhelamos, las iniciativas productivas individuales y colectivas de nuestros pueblos y de esta manera, ampliar cuantitativa y cualitativamente el impacto generado.
Cooperativa Endógena Mapuche de Ahorro y Crédito Küme Mogen Ltda
Rut: 65.111.485-3
Gloria Marvil Coñoepan
Presidenta del Consejo de Administración

PROBLEMA A SOLUCIONAR:
La invalidación y no reconocimiento de las instituciones económicas indígenas propias, sean estas de signo tradicional o adopciones de formas culturalmente exógenas pero cercanas a su Ethos, como es el caso del cooperativismo.
La gestión y administración de la economía social y el cooperativismo no solo debe estar garantizada en las normas legales, administrativas y financieras, también debe garantizarse el empoderamiento de quienes las sustentan para hacerlas viables y operativas en la práctica, duraderas en el tiempo y culturalmente pertinentes.
Uno de los mayores déficit de quienes impulsan instancias de cooperativismo es la brecha de conocimiento que aún se tiene respecto del funcionamiento de estas por un lado y por otro de la falta de confianza del sistema para apoyar financieramente el desarrollo de las mismas.

Situación Ideal:

SITUACIÓN IDEAL:
Las Cooperativas en general deberían poder crearse y desarrollarse con garantía estatal. En particular las cooperativas impulsadas por pueblos originarios como las de ahorro y crédito- que buscan dar acceso a sectores excluidos de la banca- deberían poder optar a subsidios o créditos para inversión de capital.
Junto a ello sería favorable que los Pueblos Originarios pudieran participar de espacios para proponer adaptaciones requeridas para hacer de la Ley de Cooperativas un entramado legal que permita la expresión de las particularidades culturales propias.
Lo anterior en el marco de los derechos económicos reconocidos a los Pueblos originarios en el Convenio 169 de la OIT así como en el artículo 20 numeral 1 ,de la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas del año 2007.

QUE DEBE CONTEMPLAR LA NUEVA CONSTITUCIÓN:
En la nueva carta fundamental debe estipularse con claridad que el Estado de Chile reconoce la existencia del sector social y cooperativo. Que va impulsar e incentivar la creación, el desarrollo de instituciones económicas indígenas propias, sean estas de signo tradicional o adopciones de formas culturalmente exógenas pero cercanas a su rakiduam (Ethos), como es el caso del cooperativismo o modelo de empresa cooperativista, pero con la posibilidad de adaptar éstas a sus particularidades culturales. Y que estas entidades económicas podrán participar en los distintos ámbitos del desarrollo, del territorio y sus pueblos, así como de imbricar, desde lo jurídico, los modelos ancestrales con maneras modernas o de nuevo tipo.
Junto con garantizar beneficios legales y tributarios, se ocupará de potenciar su desarrollo y consolidación mediante capacitación y apoyos a la inversión con capital de riesgo. La primera para reducir brechas de competencias; y el segundo, para consolidar su funcionamiento y proyección en el tiempo.

¿CON QUÉ ARGUMENTOS TÚ O TU ORGANIZACIÓN RESPALDAN ESTA PROPUESTA?:
La noción de Economía social, solidaria y comunitaria se encuentra en el sustrato cultural de los pueblos originarios. Los conceptos de kelluwün (apoyarse unos a otros), Trafkintüwün (intercambiar unos a otros para afianzar lazos de solidaridad y resolver necesidades), yamuwün (respetarse unos a otros), feyentun, küme mogen, son prácticas y principios que han estado en la base de la economía mapuche e históricamente movieron los procesos de intercambio económico entre comunidades del pueblo mapuche y de estos con otros pueblos originarios y con el propio pueblo chileno.
Por consiguiente, incluir estos valores expresados en las instituciones económicas de pueblos originarios, (propias o adoptadas como el caso del cooperativismo), no solo garantizará una mayor diversidad en el nuevo modelo económico que este territorio se permitirá, sino que además permitirá un mayor acercamiento y humanización de de ese modelo con los distintos pueblos y sus realidades.
Creemos totalmente factible y legítimo que los pueblos originarios establezcan sus instancias económicas, a fin de responder a las necesidades propias, del entorno local, con pertinencia cultural y logística financiera, de modo de avanzar, en nuestro caso, hacia el empoderamiento mapuche y al de las personas y sectores excluidos de la banca tradicional.
A partir de nuestra propia experiencia en el desarrollo del mundo cooperativo, en particular de las cooperativas de ahorro y crédito, nos permite sostener que la economía cooperativa surgida de sectores excluidos, y una cooperativa financiera como la nuestra, requiere de políticas públicas de fomento de largo plazo, que tome en cuenta la pertinencia cultural como lineamiento para la asignación de subsidios -u otros mecanismos, orientados a la consolidación institucional, así como el acompañamiento técnico pertinente para la profesionalización de los procesos que el desarrollo institucional de estas instancias requieran.

Propuesta de articulado

1. “El Estado de Chile reconoce la existencia de la economía social y cooperativa y su deber es impulsar e incentivar la creación, el desarrollo de instituciones económicas indígenas propias, sean estas de signo tradicional o adopciones de formas culturalmente exógenas pero cercanas a su ética, como es el caso del cooperativismo o modelo de empresa cooperativista pero con la posibilidad de adaptar éstas a sus particularidades culturales.
2, Es deber del Estado garantizar que estas entidades económicas participen en los distintos ámbitos del desarrollo, del territorio y sus pueblos, así como de articular, desde lo jurídico, los modelos ancestrales con maneras modernas o de nuevo tipo.
3. Asimismo es deber del Estado garantizar beneficios legales y tributarios para las instituciones económicas indígenas, así como de potenciar su desarrollo y consolidación mediante capacitación y apoyos a la inversión con capital de riesgo. De este modo estas entidades reducen brechas de competencias y consolidan su funcionamiento y proyección en el tiempo”.

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Bayron Rojas M.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01

Documentos Adjuntos:

  1. InformaciA_n_adicional_Iniciativa.pdf 171 kb