3 - Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal

DERECHOS COLECTIVOS DE TIERRAS Y TERRITORIOS, BIENES Y RECURSOS NATURALES

Iniciativa Nº 1.286

Tema: Autonomías territoriales e indígenas

Actualizado 02/07/2022 01:31

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Patricia Morán S.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01

Problema a Solucionar:

Somos un colectivo de personas pertenecientes a Pueblos Originarios, principalmente Mapuche, autoconvocadas a raíz del proceso constituyente que estamos viviendo en la actualidad. Reconocemosla importancia de participar en este momento histórico, el que a pesar de no tener las características por la que luchamos, que era lograr una Asamblea constituyente, sabemos es una alternativa para plantear nuestras necesidades sintiendo la obligación de ocupar todos los espacios posibles para incidir en el proyecto de esta nueva constitución, la que debe considerar la visión de los Pueblos Originarios que históricamente han sido negados por la Estado - Nación chileno.
Esta propuesta fue realizada en base a material educativo compartido por la convencional Natividad Llanquileo, con quien desarrollamos diversos trawün presenciales y telemáticos, donde discutimos propuestas de normas sustentadas en estándares internacionales de derechos humanos dados a conocer por la lamgen, especialmente la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, el Convenio 169 de la OIT y la Declaración Americana de Derechos de los Pueblos Indígenas.
El objetivo de nuestra actividad era convocar a todas aquellas personas que no habían podido ingresar iniciativas de normas con sus comunidades y organizaciones debido a las dificultades que presenta el walüng (verano), entre las cosechas, las veranadas, los nguillatun, la pandemia, la enorme brecha digital, la falta de conectividad y difusión de información del proceso constituyente, limitantes que identificamos han afectado la adecuada y efectiva participación de nuestros pueblos, por lo que nuestra autoconvocatoria a organizarnos y lograr dejar plasmadas nuestras propuestas responde a un proceso que advertimos profundamente desigual y que queremos dejar patente en esta presentación de iniciativas.

Situación Ideal:

Nuestra situación ideal es que el Estado reconozca, respete y garantice la importancia especial que para las culturas y valores espirituales de los pueblos y naciones preexistentes reviste nuestra relación con las tierras, territorios, aguas, lugares sagrados, mares costeros y otros bienes y recursos que tradicionalmente hemos ocupado.
Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a acceder, mantener, proteger y reivindicar los sitios sagrados. Y corresponde que el Estado adopte las medidas eficaces junto con los pueblos para
asegurar que accedan, mantengan, respeten y protejan tales espacios.
Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a las tierras. Y entendemos la tierra como el de “territorio”, ya sea éste terrestre, marítimo o insular, sus bienes y recursos naturales y cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos y naciones preexistentes al Estado ocupamos o utilizamos, o hemos poseído, ocupado o utilizado de alguna manera, incluyendo el suelo y subsuelo.

Propuesta de articulado

El Estado reconoce, respeta y garantiza la importancia especial que para las culturas y valores
espirituales de los pueblos y naciones preexistentes reviste su relación las tierras, territorios, aguas,
lugares sagrados, mares costeros y otros bienes y recursos que tradicionalmente han poseído u
ocupado y utilizado, y en particular, los aspectos colectivos de esa relación.
Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a acceder, mantener, proteger y reivindicar los
sitios sagrados. El Estado adoptará las medidas eficaces junto con los pueblos para asegurar que
accedan, mantengan, respeten y protejan tales espacios.
Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a las tierras. El término tierra comprende el de
“territorio”, ya sea éste terrestre, marítimo o insular, sus bienes y recursos naturales y cubre la totalidad
del hábitat de las regiones que los pueblos y naciones preexistentes al Estado ocupan o utilizan, o han
poseído, ocupado o utilizado de alguna manera, incluyendo el suelo y subsuelo.
Las tierras indígenas por exigirlo el interés nacional, gozarán de la protección de esta ley y no podrán
ser enajenadas, embargadas, gravadas, ni adquiridas por prescripción, salvo entre comunidades o
personas indígenas del mismo pueblo. No se desarrollarán actividades militares en las tierras o
territorios de los pueblos indígenas, a menos que se haya acordado libremente con los pueblos
indígenas interesados, o que éstos lo hayan solicitado, o que lo justifique una razón de seguridad
externa o interés público general. Los Estados celebrarán consultas eficaces para alcanzar el
consentimiento de los pueblos indígenas, por medio de procedimientos apropiados y en particular por
medio de sus instituciones representativas, antes de utilizar sus tierras o territorios para actividades
militares.
Los pueblos y naciones preexistentes que habitan a lo largo de las costas, y que han ejercido el uso
consuetudinario de los espacios marinos, de los ecosistemas asociados y de los bienes y recursos
naturales tienen derecho a usar, administrar, resguardar y disponer sobre los espacios marinos, sus
ecosistemas y bienes recursos naturales. Asimismo, gozarán de iguales derechos sobre las cuencas
lacustres y fluviales los pueblos y naciones preexistentes que habitan a lo largo de ellas.
Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a las aguas incluyendo cuerpos de agua.
Aquellos cuerpos de agua en tierras indígenas serán considerados bienes de propiedad y uso de los
pueblos y naciones preexistentes.
Las comunidades y pueblos naciones preexistentes que involuntariamente han perdido la posesión de
sus tierras, y éstas han sido trasladadas legítimamente a terceros, tienen el derecho de recuperarlas o
a obtener otras tierras de igual extensión y calidad.
Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a los bienes y recursos naturales.
Derecho de los pueblos indígenas al agua. Se deberá proteger especialmente las aguas de los pueblos
y naciones indígenas. Serán consideradas como tales las aguas superficiales y subterráneas que se
encuentren en las tierras y territorios indígenas, tales como ríos, canales, acequias, pozos de agua
dulce, vertientes, lagos, lagunas, salares y glaciares.
El estado respetará los usos consuetudinarios de los espacios.
Los pueblos indígenas canoeros, que habitan en los canales australes del país, tendrán derechos
sobre sus territorios marítimos, su restitución y conservación. El Estado deberá fortalecer los vínculos
entre los pueblos y sus territorios australes, hacia todos los herederos ancestrales antropológicos

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Patricia Morán S.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01