3 - Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal

ENTIDAD TERRITORIAL ANTÓNOMA DEL WALLMAPU Y AUTONOMÍAS DE LOS LOF MAPU; DD.FF.:RESTITUCIÓN TERRITORIAL; Y DEMOCRATIZACIÓN DE INSTITUCIONES DEL ESTADO

Iniciativa Nº 1.370

Tema: Autonomías territoriales e indígenas

Actualizado 24/05/2022 04:44

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Sergio Vega F.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01

Problema a Solucionar:

Las comunidades Mapuche pertenecientes al territorio de Forrowe comuna de la Nueva Imperial, que están en proceso de reivindicación territorial y que adjuntan el presente documento de iniciativas de normas constitucionales para el trabajo deliberativo de la Convención Constitucional, observan necesario establecer principios y bases fundamentales mínimas para, al menos, generar el pretendido acercamiento del Estado de Chile hacia la nación Mapuche, y que tras años de exclusión y escenarios de no entendimiento, de traiciones, políticas de genocidio y exterminio, de integración y desplazamientos forzados, de control y represión estatal, de torturas y apremios ilegítimos, desapariciones y ejecuciones, y tantas otras vejaciones crueles e inhumanas a nuestros ancestros, familias y personas de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes, concertar un nuevo pacto de convivencia entre naciones y pueblos soberanos.

La nueva Constitución Política del Estado de Chile, debe establecer en sus bases fundamentales, el reconocimiento de la preexistencia de las naciones, pueblos y comunidades ancestrales, resultando imperativo que se reconozca la plena soberanía de la nación Mapuche, y los tratados internacionales que suscribió con diferentes Estados o naciones.

Este reconocimiento debe estar acompañado de la constitución de nuestro país como una entidad territorial autónoma, de igual jerarquía que las regiones político-administrativas del Estado de Chile, pero con atribuciones y facultades especiales.

Situación Ideal:

La reconstrucción política, económica, social y cultural del Wallmapu, para ello es fundamental la restitución y el resarcimiento de nuestro territorio en razón de la expoliación y usurpación de más del 95% del mismo, el que fue reconocido desde principios del siglo XVII por la Corona Española, y ratificado posteriormente por el Estado de Chile.

Esta reconstrucción progresiva debe estar acompañada de la constitución de nuestro país como una entidad territorial autónoma, de igual jerarquía que las regiones político-administrativas, pero con atribuciones y facultades especiales.

Propuesta de articulado

ARTÍCULO xx:

“El Estado de Chile es decolonial, plurinacional, intercultural y comunitario, su organización político-administrativa es descentralizada y desconcentrada, conformada por regiones autónomas o entidades autónomas territoriales, territorios insulares, territorios especiales y regímenes de autonomías de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes.
Las regiones autónomas o entidades autónomas territoriales no estarán subordinadas entre ellas y tendrán igual rango constitucional.
El Estado garantizará y respetará el desarrollo fraterno, armónico, adecuado, equilibrado, equitativo, solidario y justo entre las diversas unidades territoriales autónomas, especiales e insulares”.

ARTÍCULO xx:

“La creación, modificación y delimitación de las unidades, entidades territoriales y regímenes político-administrativos, se realizará mediante el principio de voluntad democrática de los y las ciudadanas, a través de la convocatoria de plebiscitos o referendos vinculantes.
Para el caso de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes, estas serán definidas según su Derecho, normas, procedimientos y mecanismos propios de deliberación interna. Los tratados o acuerdos, y las medidas fundadas en el derecho a la reparación histórica e integral de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes prevalecen conforme a esta Constitución y las leyes”.

ARTÍCULO xx:

“Las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes tienen derecho a la autonomía, esta se manifestará jurídicamente a través de la elaboración de Cartas Orgánicas de Autonomía Constitucional.
Estas tendrán como límite el respeto irrestricto de los derechos humanos consagrados como estándares mínimos en los convenios e instrumentos internacionales, y los derechos fundamentales establecidos por esta Constitución.
La Autonomía es la facultad que tienen las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes de organizar y dirigir su vida política interna, de acuerdo a sus propias cosmovisiones, filosofías, Derecho, normas, instituciones, procedimientos y mecanismos, dentro de su territorio ancestral.
En el ejercicio de la autonomía, los pueblos originarios podrán establecer alianzas confederativas. Las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes determinarán a través de sus mecanismos de deliberación interna la forma de constituir estas autonomías confederativas”.

ARTÍCULO xx:

“La Nación Mapuche declara y ratifica su legítima e imprescriptinble soberanía sobre el Wallmapu, que comprende los territorios al sur del río Biobio en Gulumapu, y, al sur del río Negro y río Salado en Puelmapu, y todos los espacios marítimos e insulares correspondientes a los Océanos Pacífico y Atlántico, por ser parte integrante del territorio y maritorio ancestral.
La recuperación de dichos territorios y maritorios, del ejercicio pleno de la soberanía, respetando el modo de vida de sus habitantes, y conforme a los principios del Derecho Internacional, constituyen un objetivo permanente e irrenunciable de la nación Mapuche”.

ARTÍCULO xx:

“Sin perjuicio de lo dispuesto por el artículo precedente, la entidad territorial autónoma del Wallmapu, en un principio comprenderá todas las actuales comunas ubicadas desde el río Biobio al sur hasta la Región de la Araucanía.
Para el caso de las demás regiones, provincias, comunas, localidades, lof o regímenes de autonomías de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes, situadas al sur de las precedentes, las ciudadanías podrán convocar a un plebiscito vinculante para integrarse a la entidad territorial autónoma del Wallmapu.
El mapuzugun será el idioma de comunicación intercultural en Wallmapu, cuyo tránsito será progresivo”.

ARTÍCULO xx:

“El Wallmapu establecerá su propio orden político interno y tendrá la facultad libre y soberana de constituir sus propias instituciones decoloniales, plurinacionales, interculturales y comunitarias, de carácter ejecutivas, legislativas, judiciales, económicas o financieras, de orden público, y cualquiera considerada pertinente por sus organismos, las cuales serán fijadas y reguladas en su Estatuto de Autonomía Constitucional, garantizando la participación popular, democrática y vinculante de sus habitantes, en coordinación con las Cartas Orgánicas de los regímenes de autonomías de los lof o comunidades mapuche, o de sus respectivas confederaciones”.

ARTÍCULO xx:

“La estructura política-administrativa del Wallmapu se organiza a través de las identidades territoriales históricas: pikunche, wenteche, lafkenche, ganche, pewenche, y eventualmente williche, entre otras.
Estas identidades territoriales no estarán subordinadas entre ellas y tendrán igual rango constitucional”.

ARTÍCULO xx:

“En Wallmapu, el Derecho propio o Az Mapu prevalece y deroga al Derecho del Estado de Chile, teniendo como límite irrestricto el reconocimiento, respeto y garantía de los Derechos Humanos y los Derechos Fundamentales establecidos por esta Constitución”.

ARTÍCULO xx:

“El Poder Judicial del Estado de Chile no tendrá jurisdicción ni competencia sobre la entidad territorial autónoma del Wallmapu o los regímenes de autonomías de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes”.

ARTÍCULO xx:

“Ninguna autoridad o institución del nivel central o en su representación, del Estado de Chile, podrá decretar Estados de Excepción Constitucional en Wallmapu”.

ARTÍCULO xx:

“En Wallmapu, todos los organismos e instituciones colegiadas de convergencia plurinacional, deberán tener una integración paritaria nacional, asegurando que al menos un cincuenta por ciento de su composición sean personas mapuche, y garantizará la participación efectiva de los y las mapuche que viven en el exterior de esta entidad territorial autónoma”.

ARTÍCULO xx:

“El Wallmapu, conformará un Parlamento y una Asamblea Social, con competencias exclusivas, compartidas y delegadas, las cuales serán determinadas por su Estatuto de Autonomía Constitucional, y serán integrados paritariamente por mapuche y no-mapuche; y, paritariamente entre géneros.

ARTÍCULO xx:

“El Parlamento del Wallmapu, se integrará y serán elegidos sus representantes, a través de sus identidades territoriales históricas, teniendo en consideración la distribución proporcional de escaños, bajo los principios de paridad nacional y de género, voluntad democrática del territorio, padrón diferenciado, con participación ciudadana y mecanismos propios de deliberación interna de la nación mapuche u otros pueblos y comunidades preexistentes”.

ARTÍCULO xx:

“La entidad territorial autónoma del Wallmapu tendrá como competencias exclusivas las siguientes:

1. La organización política-administrativa, económica y financiera del autogobierno del Wallmapu, en conformidad con su Estatuto de Autonomía Constitucional y las Cartas Orgánicas de las Autonomías de la nación Mapuche u otros pueblos y comunidades preexistentes.

2. Coordinar y delegar las competencias constitucionales compartidas con los demás regímenes de autonomías de la nación Mapuche u otros pueblos y comunidades preexistentes.

3. planificación, ordenamiento territorial y manejo integrado de cuencas, afluentes y fuentes hidrológicas.

4. La regulación y administración del borde costero y maritorio.

5. La regulación y administración de los bosques, los parques y las reservas con protección especial;

6. El orden público y la seguridad interna;

7. Aduanas y seguridad de fronteras;

8. La regulación y régimen legal de la propiedad y bienes;

9. El desarrollo económico, la política macroeconómica, el sistema monetario y bancario;

10. La creación de instituciones financieras y crediticias;

11. Crear empresas públicas territoriales en conformidad a los procedimientos regulados en su Estatuto;

12. La administración y la recaudación tributaria;

13. Crear, modificar y suprimir contribuciones especiales y tasas, o establecer beneficios tributarios respecto de estas, dentro de su territorio;

14. Régimen legal de la inversión extranjera;

15. La conservación, preservación, protección y restauración de la naturaleza, la biodiversidad, del equilibrio ecológico y el uso racional del agua y los demás elementos naturales de su territorio;

16. La protección de la soberanía alimentaria;

17. La política de vivienda, urbanismo, salud, transporte y educación, entre otras;

18. La jurisdicción, proceso, procedimientos y tribunales de justicia;

19. Otorgamiento de indultos y amnistías;

20. Las demás competencias que determine su Estatuto de Autonomía Constitucional, en coordinación con la Constitución Plurinacional y las Cartas Orgánicas de los regímenes de autonomías de la nación mapuche u otros pueblos y comunidades preexistentes confederadas con Wallmapu;

ARTÍCULO xx:

“El Parlamento del Wallmapu sancionará su Estatuto de Autonomía Constitucional, el cual será plebiscitado por la ciudadanía, establecerá su organización política y regulará la transferencia de competencias desde las instituciones del Estado de Chile a las instituciones establecidas por la Entidad Territorial Autónoma del Wallmapu.
Las competencias que asuma la entidad territorial autónoma del Wallmapu serán transferidas con los correspondientes recursos. No habrá transferencia de competencias sin la transferencia de recursos suficientes, salvo expresa aceptación de la entidad que asuma las competencias”.

ARTÍCULO xx:

“La Asamblea Social del Wallmapu es el órgano de participación popular y de representación de las comunidades locales en materia de control democrático y fiscalización de la función pública, se integrará por las organizaciones de la sociedad civil y las comunidades mapuche, siendo elegidos sus representantes a través de las identidades territoriales históricas, y al menos, asegurando la mitad de integrantes pertenecientes a lof o comunidades mapuche, respetando mecanismos y procedimientos de deliberación interna propios y de paridad de género.
La Asamblea podrá convocar con la mayoría de sus representantes, plebiscitos ciudadanos vinculantes para aprobar medidas legislativas en el ámbito de competencia de la entidad territorial autónoma”.

ARTÍCULO xx:

“Las autonomías de la nación mapuche, podrán crear confederaciones entre sí o con otras naciones, pueblos y comunidades preexistentes. Las autonomías o confederaciones sancionarán sus Cartas Orgánicas de Autonomía Constitucional, las cuales serán plebiscitadas por la ciudadanía respectiva, establecerá su organización política y regulará la transferencia de competencias desde la Entidad Territorial Autónoma del Wallmapu a las instituciones establecidas por las Cartas Orgánicas referidas.
Las competencias que asuman los regímenes de autonomías de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes serán transferidas con los correspondientes recursos. No habrá transferencia de competencias sin la transferencia de recursos suficientes, salvo expresa aceptación de la autonomía o confederación que asuma las competencias”.

ARTÍCULO xx:

“Es deber del Estado indemnizar a las ciudadanías chilenas y/o empresas que deseen retirarse voluntariamente del Wallmapu, y para el caso de ser dueños de bienes raíces inmuebles, estos serán transferidos gratuitamente por el Estado a los lof o a las comunidades mapuche como parte de las medidas de reparación y resarcimiento territorial”.

ARTÍCULO TRANSITORIO xx:

“El Consejo Regional de la Araucanía, dentro de los 90 días posteriores a la entrada en vigencia de esta Constitución, tramitará una ley que fije el número de escaños y el procedimiento para la elección de los y las representantes del Parlamento del Wallmapu. Vencido este plazo, sin evacuar un resultado positivo, se elegirán provisoriamente entre 5 a 12 representantes por cada identidad territorial, determinados proporcionalmente según el padrón y número de inscritos por el órgano electoral.
El órgano electoral, dentro de los 120 días posteriores a la entrada en vigencia de esta Constitución, deberá convocar un plebiscito ciudadano vinculante en las comunas pertenecientes a las actuales Regiones de Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes para que estas determinen, mediante el principio de voluntad democrática de sus habitantes, la integración a la Autonomía Constitucional del Wallmapu y a la identidad territorial histórica respectiva.
El órgano electoral, dentro de los 240 días posteriores a la entrada en vigencia de esta Constitución, deberá convocar un proceso eleccionario para elegir a las y los representantes del Parlamento del Wallmapu conforme a las disposiciones de esta Constitución y la ley electoral aplicable.
Una vez constituido el Parlamento del Wallmapu, éste subrogará a los Consejos Regionales en las comunas que corresponda”.

ARTÍCULO xx:

“Las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes tienen derecho al territorio, incluyendo los espacios costeros y marinos; a la propiedad comunitaria y colectiva de la tierra, en extensión y calidad suficientes para la conservación y proyección de sus formas de vida individual y colectiva, considerando especialmente su relación espiritual con la naturaleza”.

ARTÍCULO xx:

“El territorio de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes al Estado corresponde a la totalidad del hábitat de las regiones o espacios que tradicionalmente han poseído, ocupado, utilizado, adquirido o recuperado de alguna manera y se encuentran en propiedad o posesión de las comunidades e integrantes de los pueblos originarios; y, las que han sido expoliadas, usurpadas, despojadas, expropiadas o cualquiera sea la situación o formas de tenencia de ellas en la actualidad”.

ARTÍCULO xx:

“Las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes tienen derecho a la propiedad, posesión, al uso, goce o disfrute, disposición, recuperación o reivindicación, restitución, resarcimiento, compensación, control, administración y conservación del suelo, el subsuelo, las aguas superficiales y subterráneas, los recursos naturales y los bienes espirituales existentes en sus territorios”.

ARTÍCULO xx:

“El territorio, la tierra, las aguas superficiales y subterráneas, el patrimonio material e inmaterial cultural, lingüístico, arqueológico e histórico, las artes y la arquitectura de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes al Estado es inalienable, imprescriptible e inembargable”.

ARTÍCULO xx:

“Serán nulos de pleno derecho, los derechos de aprovechamiento de aguas concedidos en los territorios de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes”.

ARTÍCULO xx:

“El derecho a la propiedad estará limitado en función de la reparación y resarcimiento del territorio, maritorio, tierra, aguas, recursos naturales y bienes espirituales de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes.
Asimismo, la libertad para adquirir el dominio de toda clase de bienes, estará limitada por aquellos que la naturaleza ha hecho comunes a todas las personas y biodiversidades, o, que pertenezcan o deban pertenecer a las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes”.

ARTÍCULO xx:

“Los descendientes de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes que, por circunstancias ajenas a su libre voluntad, se han visto despojados de los derechos sobre sus tierras y territorios históricos, las aguas superficiales y subterráneas, los recursos naturales y bienes espirituales, mantienen vigente el derecho de recuperarlas o reivindicarlas respecto de terceros a quienes se ha traspasado legalmente, y cuando ello no sea posible, a obtener otras tierras de igual extensión y calidad u otras medidas compensatorias que se determinen en conjunto con los pueblos originarios”.

ARTÍCULO xx:

“El Estado será responsable de establecer todas las medidas, políticas, programas y mecanismos urgentes, oportunos, adecuados, necesarios, expeditos y consensuados para garantizar y materializar la efectiva restitución y resarcimiento de las tierras y territorios a las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes”.

ARTÍCULO xx:

“El Estado será responsable de la restitución y transferencia a título gratuito de los parques, reservas, monumentos naturales o áreas protegidas situadas en los territorios ancestrales de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes”.

ARTÍCULO xx:

“Las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes al Estado tienen derecho a controlar, recuperar, acceder, proteger y reivindicar los espacios sagrados o de significación cultural. El Estado, en conjunto con los pueblos originarios, deberá adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el respeto y eficacia de estos derechos”.

ARTÍCULO xx:

“El Estado será responsable de establecer todas las medidas, políticas, programas y mecanismos que busquen transferir a título gratuito la propiedad y administración de las concesiones mineras, marítimas, las aguas superficiales y subterráneas, y los bosques nativos situados en los territorios ancestrales de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes”.


ARTÍCULO xx:

“En virtud del derecho a la reparación histórica y de la política de restitución territorial, en el ejercicio del derecho a la recuperación o reivindicación, bastará la posesión, ocupación o tenencia tradicional de la tierra, para que las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes que carezcan de un título legal sobre la propiedad de la tierra, obtengan el reconocimiento oficial de dicha propiedad y el consiguiente registro ante la autoridad competente”.

ARTÍCULO xx:

“En virtud de los subsidios históricos otorgados a la política de fomento forestal, del derecho a la reparación histórica, de la política de restitución territorial y del derecho a la reconstrucción de los ecosistemas dañados, el Estado será responsable de transferir la propiedad forestal hacia las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes, la cual deberá realizarse a título gratuito y sin derecho a compensación o indemnización. La ley establecerá los requisitos, mecanismos, procedimientos y plazos que regulen esta transferencia especial”.

ARTÍCULO xx:
“Las prácticas de cultivo que dañan gravemente la calidad del suelo y del caudal hidrológico, tales como el monocultivo y la tala rasa, quedan explícitamente prohibidas por medio de la presente Constitución”.

ARTÍCULO xx:

“El Estado será responsable de financiar el saneamiento de las tierras erosionadas por la industria forestal”.

ARTÍCULO xx:

“El Estado reconoce, respeta, protege y garantiza los derechos precedentes y la especial relación de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes con sus tierras, territorios y espacios sagrados, que constituyen la base espiritual y material de su identidad individual y colectiva, la condición para la reproducción de su cultura, desarrollo y plan de vida, y la garantía del derecho colectivo a la supervivencia como pueblos”.

ARTÍCULO xx:

“Las personas de primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes tienen derecho al libre tránsito transfronterizo. Es deber del Estado suscribir todos los convenios y acuerdos necesarios con sus países vecinos para consagrar sin inconvenientes este derecho”.

ARTÍCULO TRANSITORIO xx:

“El Congreso Plurinacional del Estado de Chile, dentro de los 60 días posteriores a la entrada en vigencia de esta Constitución, tramitará una ley de indulto general a los presos políticos mapuche, y en determinados casos particulares promoverá medidas que sean distintas del encarcelamiento”.

ARTÍCULO xx:

“Las personas e integrantes de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes al Estado, en situación de aislamiento o secesión voluntaria, gozan del derecho a mantenerse en dicha condición, por tanto, serán respetadas y protegidas sus formas de vida individual y colectiva.
Es deber del Estado no intervenir en su vida política, social, económica y cultural interna. Asimismo, tienen derecho a la delimitación y consolidación legal del territorio que ocupan, habitan, recuperan o reivindican históricamente”.

ARTÍCULO xx:

“No se podrán desarrollar actividades militares en las tierras, territorios o espacios sagrados de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes, a menos que se haya acordado libremente con ellos.
El Estado deberá desmilitarizar las tierras y territorios que se encuentren bajo esa condición, incluyendo a las tierras y territorios en recuperación o reivindicación territorial.
Ningún movimiento de recuperación o reivindicación territorial podrá ser considerado por esta Constitución o las leyes como un movimiento o grupo terrorista, por tanto, no serán aplicables las leyes antiterrorista, de seguridad interior del Estado u otras de similares características”.

ARTÍCULO xx:

“En razón del derecho inalienable a la autodeterminación de los pueblos, del derecho a la reparación histórica y la política de restitución territorial, ningún movimiento de recuperación o reivindicación territorial, que esté integrado por personas de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes, podrá ser considerado por esta Constitución o las leyes como un movimiento o grupo terrorista”.

ARTÍCULO xx:

“Es legítimo el derecho a la resistencia o insurrección de los pueblos, para el fin de restablecer el orden constitucional alterado por la transgresión de las normas relativas a la forma de gobierno o al sistema político establecido. Asimismo, para la protección y defensa de los derechos y garantías consagrados en esta Constitución, los Estatutos de Autonomía Constitucional, el Derecho y normas propias de las primeras naciones, pueblos y comunidades preexistentes; de aquellos estándares mínimos establecidos en el sistema internacional sobre derechos humanos, especialmente los contenidos en el Convenio 169 de la OIT, la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

ARTÍCULO xx:

Las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública son esencialmente profesionales, obedientes, sujetas al poder civil, disciplinadas, no deliberantes, productivas, con estándares de alta excelencia y formadas íntegramente en la doctrina de Derechos Humanos, con enfoque decolonial, plurinacional, intercultural y de género. La formación y capacitación deberá realizarse exclusivamente dentro del territorio estatal, y las alianzas con otros Estados de la región deberá contar con la aprobación y conocimiento del Congreso Plurinacional.
Las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública estarán compuestas por los cuerpos que designe la ley, tendrán un único escalafón y sistema de ingreso.
Las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública son una institución no militarizada que existe para dar eficacia al Estado democrático y social de derecho, garantizar la paz social como producto de la justicia y la seguridad pública interior, en la forma que lo determinen sus respectivas leyes.
Las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública, autónomas entre sí, necesarias para cumplir las tareas policiales serán, a lo menos: Policía de Orden y Seguridad, Policía del Tránsito, Policía Comunitaria, Policía de Frontera, Policía Investigadora de delitos.
El presupuesto estará limitado a lo estrictamente necesario para sus funciones de orden, defensa del país y seguridad nacional externa. El legislador establecerá explícitamente que los sistemas de protección social serán aquellos usados por toda la población y con las mismas definiciones sociales.
Los crímenes o delitos cometidos por miembros de las FFAA y policías deben ser juzgados por los tribunales de justicia ordinarios, nunca por tribunales especiales.
La ley determinará un Consejo Civil para el Control de la Función Militar y Policial, integrado por organizaciones de la sociedad civil, especialmente de aquellas destinadas a la defensa de los Derechos Humanos, que tenga por objeto fiscalizar y sancionar la función militar y policial, de los y las integrantes de las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad Pública”.

ARTÍCULO TRANSITORIO xx:

“El Congreso Plurinacional, dentro del plazo de 90 días posteriores a la entrada en vigencia de esta Constitución, le corresponderá legislar para refundar las Fuerzas Armadas, de Orden y Seguridad”.


ARTÍCULO xx:

“El Consejo Supremo de Justicia, las Altas Magistraturas y los jueces inferiores del Poder Judicial, serán elegidos y elegidas a través de sufragio universal y secreto. Las candidaturas serán remitidas al órgano electoral para que proceda a la organización del proceso electoral. Las candidaturas o la ciudadanía no podrán realizar campaña electoral. El órgano electoral será el responsable exclusivo de difundir los méritos de las diferentes candidaturas. Serán elegidos y elegidas aquellas candidaturas que obtengan mayoría simple de votos. Los y las jueces no podrán ser reelegidos al mismo órgano judicial, tampoco podrán ser reelegidos los integrantes del Consejo Supremo de Justicia. Los demás requisitos, prohibiciones, incompatibilidades, imposibilidades sobrevinientes y la regulación del proceso electoral serán determinados por ley”.

ARTÍCULO TRANSITORIO xx:

“El órgano electoral, dentro de los 120 días posteriores a la entrada en vigencia de esta Constitución, deberá convocar un proceso eleccionario para elegir a los integrantes del Consejo Supremo de Justicia, las Altas Magistraturas y jueces inferiores del Poder Judicial”.

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Sergio Vega F.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01