4 - Derechos Fundamentales

DERECHO DE LOS IDIOMAS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

Iniciativa Nº 1.658

Tema: DERECHOS DE LOS IDIOMAS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

Actualizado 24/05/2022 05:11

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Olga Fernández V.

Disponible Desde:

2 Feb2 de febrero2022-02-02

Problema a Solucionar:

1.- La norma se construye en base a las demandas sobre reconocimiento oficial del idioma aymara el Pueblo Aymara, manifestadas en diversas reuniones, encuentros autoconvocados y cabildos territoriales constituyentes. Estos últimos realizados entre los meses de julio a diciembre del 2021, en las Comunas rurales de la Región de Tarapacá.
2.- Se pretende que la norma ingrese a la Convención Constitucional para ser admitida; distribuida a la Comisión de Derechos Fundamentales para ser deliberada y votada en la misma comisión y en el pleno, todo ello con el objeto de que se reconozca los idiomas de los pueblos indígenas, su protección y revitalización

Situación Ideal:

FUNDAMENTO

En muchos países, al no existir otros criterios válidos, la única medida para determinar la existencia de la población indígena, y cuantificarla, es su idioma. De hecho, los pueblos indígenas en todo el mundo se reconocen por las miles de lenguas diferentes que hablan, la mayoría de las cuales son ágrafas.

Una lengua es básicamente un medio de comunicación, pero es mucho más que eso. Las lenguas constituyen una parte integral de toda cultura; por medio de su lengua, un grupo expresa su propia cultura, su propia identidad social; las lenguas están vinculadas a procesos mentales y a la forma en que los miembros de determinada comunidad lingüística perciben la naturaleza, el universo y la sociedad. Las lenguas expresan patrones culturales y relaciones sociales y a su vez ayudan a moldear estos patrones y relaciones.

Además, las lenguas son vehículos de expresión literaria y poética, son los instrumentos mediante los cuales una comunidad comparte y transmite de generación en generación, su historia oral, sus mitos y sus creencias. Así como un indio sin tierra es un indio muerto (como ha declarado el Consejo Mundial de Pueblos Indígenas), así también una comunidad étnica sin una lengua es una comunidad que agoniza. Esto fue bien entendido por los nacionalistas románticos de los siglos diecinueve y veinte quienes lucharon por el renacimiento de las lenguas nacionales como parte de la política del nacionalismo en muchas partes del mundo.

En el caso López Álvarez Vs. Honduras denunció que el director de un centro penitenciario prohibió hablar en su idioma tradicional a la población garífuna reclusa en dicho centro, incluido el señor Alfredo López Álvarez. La Corte indicó que el artículo 13.1 de la Convención consagra expresamente la libertad de difundir oralmente información, y consideró que “uno de los pilares de la libertad de expresión es precisamente el derecho a hablar, y que éste implica necesariamente el derecho de las personas a utilizar el idioma de su elección en la expresión de su pensamiento”. La expresión y la difusión de pensamientos e ideas “son indivisibles, de modo que una restricción de las posibilidades de divulgación representa directamente, y en la misma medida, un límite al derecho de expresarse libremente”.

Por su parte el Convenio 169 de la OIT, señala en su preámbulo lo siguiente:

“Reconociendo las aspiraciones de esos pueblos a asumir el control de sus propias instituciones y formas de vida y de su desarrollo económico y a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones, dentro del marco de los Estados en que viven;”

Mientras que en su artículo 28 hace una mención más sistemática de la importancia y protección que se debe dar a las lenguas originarias, cuando dice que:

1. Siempre que sea viable, deberá enseñarse a los niños de los pueblos interesados a leer y a escribir en su propia lengua indígena o en la lengua que más comúnmente se hable en el grupo a que pertenezcan. Cuando ello no sea viable, las autoridades competentes deberán celebrar consultas con esos pueblos con miras a la adopción de medidas que permitan alcanzar este objetivo.
2. Deberán tomarse medidas adecuadas para asegurar que esos pueblos tengan la oportunidad de llegar a dominar la lengua nacional o una de las lenguas oficiales del país.
3. Deberán adoptarse disposiciones para preservar las lenguas indígenas de los pueblos interesados y promover el desarrollo y la práctica de las mismas.”

En resumen, hay un mandato expreso en obligación de contribuir en la construcción de las condiciones para la difusión y revitalización de las lenguas originarias. Por su parte, la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en su artículo 13 dispone que:
“Los pueblos indígenas tienen derecho a revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus historias, idiomas, tradiciones orales…así como a mantenerlos”.
En el mismo sentido se pronuncia en el artículo 14 del mismo cuerpo normativo, al sostener que:
“Los Estados adoptarán medidas eficaces para asegurar la protección de ese derecho y también para asegurar que los pueblos indígenas puedan entender y hacerse entender en las actuaciones políticas, jurídicas y administrativas, proporcionando para ello, cuando sea necesario, servicios de interpretación u otros medios adecuados”.

Finalmente, la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, instrumento de carácter regional se refiere a los derechos lingüísticos de los pueblos indígenas en los siguientes términos:

“Artículo XIV. Sistemas de conocimientos, lenguaje y comunicación
Los pueblos indígenas tienen el derecho a preservar, usar, desarrollar, revitalizar y transmitir a generaciones futuras sus propias historias, lenguas, tradiciones orales, filosofías, sistemas de conocimientos, escritura y literatura; y a designar y mantener sus propios nombres para sus comunidades, individuos y lugares.
Los Estados deberán adoptar medidas adecuadas y eficaces para proteger el ejercicio de este derecho con la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas.
Los pueblos indígenas, tienen derecho a promover y desarrollar todos sus sistemas y medios de comunicación, incluidos sus propios programas de radio y televisión, y acceder en pie de igualdad a todos los demás medios de comunicación e información. Los Estados tomarán medidas para promover la transmisión de programas de radio y televisión en lengua indígena, particularmente en regiones de presencia indígena. Los Estados apoyarán y facilitarán la creación de radioemisoras y televisoras indígenas, así como otros medios de información y comunicación.
Los Estados, en conjunto con los pueblos indígenas, realizarán esfuerzos para que dichos pueblos puedan comprender y hacerse comprender en sus propias lenguas en procesos administrativos, políticos y judiciales, facilitándoles, si fuere necesario, intérpretes u otros medios eficaces.”

Como se advierte, la relevancia y trascendencia de las lenguas originarias tienen un valor extraordinario para la identidad cultural de los pueblos indígenas, de algún modo su universo se construye a partir del lenguaje propio, cargado de significado y que por ello es necesario dejar consagrado como derecho fundamental en la nueva constitución, no sólo para su reconocimiento sino también como una obligación para el Estado, siempre en colaboración con los pueblos indígenas, para su rescate, revitalización y compartir en una sociedad intercultural como la que estamos llamados a construir.

Como miembros de comunidades y del pueblo Aymara y considerando todo lo expuesto, proponemos esta iniciativa constituyente: “Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas”.

Propuesta de articulado

PROPUESTA DE NORMA

Artículo XX. El Estado, tiene el deber de contribuir al rescate, revitalización y uso de los idiomas ancestrales como manifestación de las identidades culturales y como elemento fundamental de la continuidad histórica de los Pueblos Indígenas.

El Estado y todos sus órganos deben generar acciones afirmativas con el propósito de contribuir a fomentar el conocimiento y formación en las lenguas originarias, que para los pueblos indígenas constituye un medio para expresar y transmitir sus patrones culturales y relaciones sociales, su propia identidad colectiva, la forma como perciben la naturaleza y el universo que los rodea.

Se propiciará, por parte de los órganos de la administración pública, la incorporación de los idiomas ancestrales en el espacio público, actividades oficiales y documentos de carácter oficial, particularmente, en los territorios indígenas siempre con la participación de los pueblos y naciones indígenas presentes en dichos territorios.

El organismo encargado del sistema público de educación deberá incorporar de manera pertinente los diversos idiomas ancestrales en el currículum escolar nacional, en todos sus niveles formativos. Los establecimientos que estén insertos en aquellas áreas que formen parte de los territorios indígenas o bien que la comunidad escolar indígena, así lo solicite, se deberá incorporar al plan educativo institucional de la unidad educativa respectiva, contenidos con pertinencia indígena y en los idiomas de los pueblos indígenas al que pertenece dicha comunidad educativa.

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Olga Fernández V.

Disponible Desde:

2 Feb2 de febrero2022-02-02