1 - Sobre Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral

Derechos al Territorio de las Naciones o Pueblos Originarios

Iniciativa Nº 638

Tema: Estado Plurinacional y libre determinación de los pueblos

Actualizado 24/05/2022 04:08

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Nivaldo Piñaleo L.

Disponible Desde:

26 Ene26 de enero2022-01-26

Problema a Solucionar:

El análisis histórico, cultural, territorial y social que hemos compartido por un parte, y por la otra, las ideas, sueños, propuestas, “rakiduam” que han ido surgiendo, y que se esbozan en este documento, no pretenden representar a la nación mapuche en toda su riqueza y complejidad, sino expresar nuestra opinión como comunidades indígenas del Alto Biobio, basados en una identidad territorial y asumiendo el rol político que nos corresponde en este momento histórico, como parte de la construcción colectiva de la Nación Mapuche.
Queremos pensar el país, las regiones, las comunas y los territorios desde nuevos conceptos y nuevas miradas, bajo las cuales podamos encontrarnos, reconociendo nuestras semejanzas y diferencias y redefiniendo los territorios en los cuales habitamos desde tiempos inmemoriales, aportando nuestra mirada a la construcción de más espacios de diálogo entre los pueblos originarios y la sociedad chilena.
Asumimos la responsabilidad de conocer, entender y compartir la historia que nos ha tocado vivir como pueblo nación mapuche, con sus diversas identidades territoriales, las cuales han ido quedando invisibilizados detrás de la sociedad dominante y bajo el alero de una historia oficial que nos han contado.

Situación Ideal:

Dar reconocimiento a la propiedad ancestral indígena. Derecho al territorio, tierras, aguas y recursos naturales.
Nuestra propuesta de norma constitucional aborda nuestro derecho al territorio, el que ha estado marcado por un despojo territorial, que significó la perdida cercana al 95% de nuestro territorio histórico. Los derechos territoriales de los pueblos originarios son ejercidos por parte de un sujeto colectivo, ya sea de una nación en su conjunto o en sus diversas unidades económicas o sociales propias, comprendiendo la gestión, utilización, goce, disposición y contribución a la conservación de sus territorios, tierras y de los recursos naturales que éstos albergan. Ello, atendiendo a la especial relación entre el modo de vida y el desarrollo histórico de los pueblos vinculado a dichos territorios, asumiendo estos como parte de un todo indivisible que conforman un sistema de vida.
En este sentido, el derecho internacional de los derechos humanos, nos ampara y protege, reconociendo a todos los pueblos el derecho a la libre determinación, como consta en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos el Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas en virtud del cual determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural. El derecho al territorio es un elemento fundamental del derecho a la libre determinación de los pueblos indígenas. El concepto territorio debe entenderse como la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos interesados ocupan o utilizan de alguna otra manera, incluyendo a las tierras, aguas, suelo y subsuelo y recursos naturales.

Propuesta de articulado

Artículo xx: El Estado de Chile es Plurinacional e Intercultural. Los pueblos y naciones indígenas son preexistentes al Estado de Chile, por habitar estos territorios desde tiempos inmemoriales y anteriores a la conformación de las fronteras del país. Las naciones indígenas son titulares del derecho a la libre determinación y al autogobierno. Además, tienen derecho a tener, desarrollar y fortalecer libremente su identidad, sentido de pertenencia, tradiciones ancestrales y formas de organización social.

Artículo xx: Es obligación del Estado respetar, garantizar proteger y promover el respeto de los derechos de las naciones indígenas. La autodeterminación y los derechos de reconocimiento a sus territorios, tierras, aguas, suelo y subsuelo y recursos naturales serán regulados por ley, en armonía con los instrumentos internacionales de derechos de los pueblos indígenas ratificados por el Estado de Chile y por los derechos comprendidos en esta Constitución.

Artículo xx: Es deber del estado, respetar, garantizar, proteger y promover, con la participación de las naciones y pueblos indígenas, los derechos de los pueblos indígenas reconocidos en los tratados internacionales ratificados y vigentes, Los siguientes instrumentos internacionales se entenderán incorporados a esta Constitución:
a. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas
b. El Convenio N°169 de la OIT sobre pueblos indígenas y tribales.

Artículo xx: Los pueblos y naciones preexistentes tienen el derecho a las tierras, territorios y recursos naturales que actual, ancestral o tradicionalmente ha poseído, ocupado, utilizado o adquirido. El territorio indígena cubre la totalidad del hábitat de las regiones que los pueblos y naciones preexistentes al Estado ocupan o utilizan, o han poseído, ocupado, utilizado o adquirido de alguna manera, incluyendo la tierra, las aguas, el suelo, el subsuelo y los recursos y bienes naturales. El Estado reconoce la integralidad de los territorios indígenas.
Los pueblos indígenas tienen derecho a poseer, utilizar, disponer y controlar sus tierras, aguas y territorios en razón de la propiedad tradicional o ancestral de ocupación o utilización. El estado reconoce aquella posesión ancestral o tradicional y los sistemas de tenencia de tierra de los pueblos indígenas y velará por su protección y resguardo.
Los pueblos indígenas tienen derecho a conservar, usar, gozar, disponer y administrar los bienes comunes naturales que se encuentren en sus territorios. El uso y aprovechamiento de los ecosistemas y los bienes de la naturaleza en dichos territorios se realizarán respetando los usos y costumbres de cada pueblo y en conformidad con la presente Constitución.

Artículo xx: El Estado reconoce, respeta, protege y garantiza la especial relación de los pueblos y naciones preexistentes con sus tierras, territorios y espacios sagrados, que constituyen la base para la supervivencia como pueblos o naciones.

Artículo xx: Las tierras y territorios indígenas no podrán ser enajenadas, embargadas, gravadas, ni adquiridas por prescripción, salvo entre comunidades o personas indígenas del mismo pueblo. Los pueblos y naciones indígenas tienen derecho a su propio sistema jurídico de tenencia de la tierra, territorios, agua y recursos naturales. Las tierras y aguas están exentas de todo impuesto.

Artículo xx: Los pueblos y naciones indígenas tienen derecho a la restitución territorial por las tierras, territorios y recursos que tradicional o ancestralmente hayan poseído, ocupado o utilizado y que estos hayan sido despojados y perdidos, en razón de cualquier circunstancia y a cualquier título. Cuando la restitución no sea posible, los pueblos y naciones indígenas tendrán derecho a la reparación, mediante indemnizaciones en tierras, territorios y recursos de igual calidad y extensión, u otra reparación adecuada. Es deber del Estado garantizar y materializar la restitución territorial o la reparación, para lo cual deberá contar con la participación de los pueblos y naciones originarias.

Artículo xx: Para el cumplimiento de la restitución o reparación a que hace referencia el artículo anterior, el Estado, deberá conformar la comisión plurinacional e intercultural dentro de los seis meses de publicada esta Constitución, con la participación de las naciones originarias, encargada de catastrar el despojo territorial que han sufrido los pueblos originarios y cuantificar las tierras perdidas. Además, catastrará las tierras antiguas demandadas por los pueblos originarios y deberá confeccionar políticas de restitución de las tierras, aguas y recursos naturales, o en su caso, la reparación integral.
Para estos efectos, el Estado dispondrá de los recursos financieros y de toda índole, necesarios para dar cumplimiento a este mandato. La comisión creada deberá evacuar sus conclusiones y propuestas dentro de dos años de entrada en funcionamiento. Los pueblos originarios podrán solicitar que existan observadores o instituciones internacionales de derechos humanos y de derechos de los pueblos originarios encargados de observar y garantizar el funcionamiento de la comisión.

Artículo xx: Los pueblos y naciones preexistentes tienen derecho a la propiedad y uso de los recursos naturales y de las aguas, en todos sus estados y formas, ubicados en sus tierras y territorios.

Artículo xx: Serán nulos de pleno derecho los derechos de aprovechamiento de aguas concedidos en los territorios indígenas. Los proyectos de generación eléctrica existentes en los territorios indígenas deberán atender a los derechos que consagra esta constitución, en especial a la declaración de nulidad de los derechos de aprovechamiento de agua, además, deberán dar cumplimiento al derecho a la justa reparación integral por la afectación y sacrificio de sus territorios.

Artículo xx: En los territorios indígenas que existan reservas naturales, parques nacionales o similares, estas extensiones de tierras y recursos naturales serán traspasadas en propiedad a las comunidades indígenas presentes en aquellos territorios. También serán traspasadas en propiedad a los pueblos indígenas, aquellas tierras, aguas y recursos naturales cuyo propietario sea el Fisco de Chile. Los traspasos de la propiedad a que hace referencia este artículo serán realizados por el solo ministerio de la ley y en el plazo de un año a contar de la publicación de esta Constitución.

Artículo xx: En los territorios indígenas afectados por procesos de degradación y desertificación, el Estado desarrollará y estimulará proyectos de recuperación del suelo, forestación, reforestación y revegetación, prohibiendo el monocultivo y utilizando especies nativas y adaptadas a la zona. El Estado brindará a las comunidades indígenas afectadas por la degradación del suelo, el apoyo necesario para la conservación y restauración de los suelos, así como para el desarrollo de prácticas agrícolas ancestrales y tradicionales que los protejan y promuevan la soberanía alimentaria.

Artículo xx: Para la protección de los territorios indígenas y en cumplimiento del derecho a la libre determinación, se crearán los territorios autónomos indígenas con personalidad jurídica, autonomía financiera y patrimonio propio y cuentan con las potestades y competencias administrativas, reglamentarias, ejecutivas y fiscalizadoras necesarias para autogobernarse, en el ámbito de sus competencias, con arreglo a lo dispuesto en la Constitución y la ley.

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Nivaldo Piñaleo L.

Disponible Desde:

26 Ene26 de enero2022-01-26