4 - Derechos Fundamentales

Derecho al agua de los Pueblos Indígenas como un derecho fundamental

Iniciativa Nº 834

Tema: Derecho humano al agua y saneamiento y otros derechos humanos ambientales

Actualizado 02/07/2022 01:44

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Cindy Quevedo M.

Disponible Desde:

30 Ene30 de enero2022-01-30

Problema a Solucionar:

Para la presentación de esta propuesta, el Pueblo Colla a través de la Kuraka Cindy Quevedo Monárdez, ha contado con la asistencia de la abogada especialista en derecho internacional Mónica Feria-Tinta, Magíster en Derecho Internacional, Especialista en el Derecho Inter-Americano de Derechos Humanos, Diplomada por la Academia de la Haya en Derecho Internacional, Barrister, Twenty Essex.
Esta propuesta se asienta en el derecho internacional vinculante en el Estado chileno incluido (i) El Convenio 169 de la OIT (en vigor en Chile desde el 15 de setiembre de 2009); (ii) Los derechos de los pueblos indígenas contenidos en la Convención Americana de Derechos Humanos (ratificada por Chile el 08/10/90), tal y como han sido interpretados por la jurisprudencia de la Corte Inter-Americana de Derechos Humanos y la Comisión Inter-Americana; (iii) los derechos relevantes reconocidos en el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ONU) (ratificado por Chile el 10 de Febrero de 1972); y (iv) otras normas y estándares internacionales relevantes, tales como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos indígenas (2007). (v) CDESC, Observación General No. 15, El derecho al agua… párrs. 1 y 10. (vi)ONU, El derecho humano al agua y el saneamiento, ONU A/RES/64/292, 2010, párr. 1. (vii) Consejo de Derechos Humanos, Los derechos humanos y el acceso al agua potable y el saneamiento, ONU A/HRC/15/L.14, 2010, párrs. 3 y 8. (viii) Cfr. de Albuquerque, Catarina, Informe de la Experta independiente sobre la cuestión de las obligaciones de derechos humanos relacionadas con el acceso al
agua potable y el saneamiento, ONU A/HRC/15/31, 2010, párr. 29, e Informe de la Relatora Especial sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento, ONU A/HRC/18/33, 2011, párrs. 40-79.

Situación Ideal:

Esta propuesta intenta resolver la brecha existente entre la actual inexistencia de derechos de los pueblos indígenas en la Constitución chilena, y las obligaciones internacionales del Estado chileno en esta materia. Con esto se busca lograr derecho el colectivo del agua por los pueblos indigenas, teniendo especial preocupación en los pueblos originarios andinos, bien escaso en la zona norte de país, acrecentando su insuficiencia por la crisis hídrica en el contexto del cambio climático. Además es la base material y espiritual para la forma de vida y las orientaciones tradicionales, clave para la producción cultural andina y sus prácticas consuetudinarias alrededor del agua. Este recurso esta además íntimamente ligado a su subsistencia, para el manejo del agua de riego asegurando su soberanía alimentaria.
Se busca incorporar dichos derechos reconocidos a los pueblos indígenas por el Estado Chileno al haber ratificado convenciones y tratados relevantes en ese sentido, y la Constitución chilena misma. Se busca actualizar de esta manera, a la Constitución chilena, en el reconocimiento del derecho al agua por parte de las comunidades indígenas, existentes en las constituciones modernas (post dictaduras) en Latino América, tales así como en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

Propuesta de articulado

El derecho al agua
1. Más recientemente hemos visto una incidencia en el derecho al agua por parte de pueblos indígenas. El derecho al agua debe ser reconocido como un derecho fundamental e irrenunciable en la Constitución chilena.
2. La Observación General No 15 de la ONU – El Derecho Al Agua (2002) que interpreta el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, vinculante en el Estado Chileno, ha precisado por su parte que “el agua es un recurso natural limitado y un bien público fundamental para la vida y la salud. El derecho humano al agua es indispensable para vivir dignamente y es condición previa para la realización de otros derechos humanos.”
3. Se señala además que los Estados Partes deben garantizar que los recursos hídricos naturales estén al abrigo de la contaminación por sustancias nocivas.
4. Plantea además que:
“10. El derecho al agua entraña tanto libertades como derechos. Las libertades son el derecho a mantener el acceso a un suministro de agua necesario para ejercer el derecho al agua y el derecho a no ser objeto de injerencias, como por ejemplo, a no sufrir cortes arbitrarios del suministro o a la no contaminación de los recursos hídricos. En cambio, los derechos comprenden el derecho a un sistema de abastecimiento y gestión del agua que ofrezca a la población iguales oportunidades de disfrutar del derecho al agua.
11. Los elementos del derecho al agua deben ser adecuados a la dignidad, la vida y la salud humanas, de conformidad con el párrafo 1 del artículo 11 y el artículo 12. Lo adecuado del agua no debe interpretarse de forma restrictiva, simplemente en relación con cantidades volumétricas y tecnologías. El agua debe tratarse como un bien social y cultural, y no fundamentalmente como un bien económico. El modo en que se ejerza el derecho al agua también debe ser sostenible, de manera que este derecho pueda ser ejercido por las generaciones actuales y futuras.” (Enfasis agregado)
5. En cuanto a la calidad del agua, la Observación General No 15 señala que “no ha de contener microorganismos o sustancias químicas o radiactivas que puedan constituir una amenaza para la salud de las personas”. El Pacto por otro lado lado, prohibe medidas regresivas con respecto al derecho al agua. Una obligación del Estado es el de abstenerse de “contaminar ilícitamente el agua”.

Todas estos estándares son relevantes aquí por cuanto la nueva Constitución ha de reconocer que los pueblos indígenas tiene un derecho inalienable al agua y a que se respete dicho derecho en sus territorios, incluido la protección de sus ríos, lagunas y fuentes acuíferas que han constituido tradicionalmente parte de sus territorios. Además el papel que el agua tiene en las relaciones sociales y la resolución de conflictos, así como su carácter espiritual y de identificación cultural para los pueblos Indígenas. Ver en ese sentido la reciente sentencia de la Corte Inter-Americana de Derechos Humanos en el caso Asociación Lhaka Honhat vs. Argentina en el cual se reconoció dicho derecho fundamental de los pueblos indígenas al agua.

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Cindy Quevedo M.

Disponible Desde:

30 Ene30 de enero2022-01-30