1 - Sobre Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral

Iniciativa de norma, propuesta por la Comunidad Indígena quechua de Kosca

Iniciativa Nº 942

Tema: Estado Plurinacional y libre determinación de los pueblos

Actualizado 24/05/2022 05:16

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Erwin Ojeda C.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01

Problema a Solucionar:

El siguiente documento, fue producto de un proceso de deliberación interna con la comunidad indígena quechua de Kosca.
El proceso de creación se sustenta en los derechos colectivos que reconocen los tratados internacionales firmados por el estado de Chile, entiendase, Convenio 169 y declaracion de Naciones unidas referente a pueblos indígenas del año 2007.

Propuesta de articulado

INICIATIVA POPULAR DE PUEBLOS ORIGINARIOS QUE BUSCA GARANTIZAR EL DERECHO AL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS, EN TODOS SUS AMBITOS.
PUEBLO QUECHUA

I. FUNDAMENTOS
Es indispensable que se permita a los Pueblos Originarios desarrollar sus costumbres y tradiciones, además de adoptar la mejor forma de organización según sus propias creencias. Además de estar directamente involucrados en todas las tomas de decisiones que a ellos les puedan afectar, porque son precisamente ellos, los Pueblos Originarios, quienes mejor conocen su territorio y los impactos o efectos que podrían tener las integraciones en el mismo, no debiendo eludirse sus conocimientos por ignorancia y naturalización de la imposición de la cultura actual. Ello abarca la intervención de empresas extractivas en territorios indígenas. Así ya lo establece el artículo 15 del Convenio N°169, el cual señala lo siguiente:
“Artículo 15:
1. Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse especialmente. Estos derechos comprenden el derecho de esos pueblos a participar en la utilización, administración y conservación de dichos recursos.
2. En caso de que pertenezca al Estado la propiedad de los minerales o de los recursos del subsuelo, o tenga derechos sobre otros recursos existentes en las tierras, los gobiernos deberán establecer o mantener procedimientos con miras a consultar a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados, y en qué medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras. Los pueblos interesados deberán participar siempre que sea posible en los beneficios que reporten tales actividades, y percibir una indemnización equitativa por cualquier daño que puedan sufrir como resultado de esas actividades”.
En relación al empleo, la primera parte del artículo 20 del Convenio señala que:
“Artículo 20:
1. Los gobiernos deberán adoptar, en el marco de su legislación nacional y en cooperación con los pueblos interesados, medidas especiales para garantizar a los trabajadores pertenecientes a esos pueblos una protección eficaz en materia de contratación y condiciones de empleo, en la medida en que no estén protegidos eficazmente por la legislación aplicable a los trabajadores en general”.
También debemos hacer mención a lo establecido en el artículo 23 del Convenio, el cual establece que:
“Artículo 23:
1. La artesanía, las industrias rurales y comunitarias y las actividades tradicionales y relacionadas con la economía de subsistencia de los pueblos interesados, como la caza, la pesca, la caza con trampas y la recolección, deberán reconocerse como factores importantes del mantenimiento de su cultura y de su autosuficiencia y desarrollo económicos. Con la participación de esos pueblos, y siempre que haya lugar, los gobiernos deberán velar por que se fortalezcan y fomenten dichas actividades.
A petición de los pueblos interesados, deberá facilitárseles, cuando sea posible, una asistencia técnica y financiera apropiada que tenga en cuenta las técnicas tradicionales y las características culturales de esos pueblos y la importancia de un desarrollo sostenido y equitativo”.
Es por ello que, en vista de todos los estándares de derecho internacional recién revisados, presentamos esta propuesta para efecto de que los pueblos originarios podemos decidir Qué actividades económicas se realizan en nuestro territorio. Los planes de desarrollo privados o del estado que presentan realizarse en territorios indígenas deberán ser consentidos por nosotros, qué somos los propietarios ancestrales de las mismas.
Los planes de desarrollo de los pueblos originarios se cumplirán no importando la cantidad de personas indígenas que habitan actualmente los territorios en cuestión, pues justamente uno de los objetivos de los planes de desarrollo debe ser el repoblamiento indígena de aquellos territorios. Cabe señalar que justamente uno de los efectos de la ejecución de los planes de desarrollo estatales o privados en territorios indígenas ha sido su despoblamiento.
Asimismo si una empresa quiere desarrollar actividades económicas en territorio indígena y ahora solamente con el consentimiento de los pueblos que habitan el lugar. Asimismo efectos de la evaluación de impacto, la sola presencia de la empresa extractiva en territorio indígena constituirá un impacto en sí mismo.
Sí una empresa privada obtiene la autorización o consentimiento de los pueblos originarios del lugar, deberá contratar preferentemente mano de obra indígena para desarrollar su proyecto y comprometerse junto con el estado para dotar a los indígenas de competencias profesionales o laborales para tales efectos. Finalmente, no podrá discriminar a tales trabajadores por sus prácticas culturales, como en el caso del pueblo quechua ha ocurrido por la práctica ancestral de masticar hoja de coca.

POR TANTO,
En virtud de lo dispuesto en los Reglamentos de la Convención Constitucional,

II. PROPUESTA
VENIMOS EN PRESENTAR LA SIGUIENTE:
INICIATIVA POPULAR DE PUEBLOS ORIGINARIOS

Agregase la siguiente norma al texto de la Nueva Constitución:
“Los pueblos se organizarán para determinar sus propios planes de desarrollo, y el Estado deberá garantizar el cumplimiento de dichos planes y programas, sin atender a la demografía o número de habitantes de sus territorios, garantizando su repoblamiento por parte de los descendientes de sus habitantes ancestrales.
Los pueblos originarios de un territorio no podrán ser discriminados ni excluidos en virtud del ejercicio de sus actividades económicas tradicionales, sea por el Estado o por particulares.
Las industrias extractivas que se instalen en los territorios indígenas, lo harán sólo con el consentimiento de las organizaciones afectadas. La mera presencia de empresas extractivas en un territorio indígena generará que los afectados reciban debidas compensaciones, las que no dependerán de los impactos que se provoquen. Las concesiones o autorizaciones del Estado ya constituidas en favor de tales empresas, serán revisadas en el plazo de dos años desde la vigencia de la nueva Constitución, a efectos de determinar si fueron otorgadas respetando los derechos de los pueblos originarios, según el derecho internacional.
Las empresas extractivas y sus mandantes o mandatarios, contratarán preferentemente a trabajadores o profesionales de los pueblos originarios del lugar, en acuerdo con las organizaciones indígenas afectadas, sin discriminación por sus prácticas culturales o por género.
Para ello, el Estado y las mismas empresas, velarán que los pueblos cuenten con las competencias profesionales o laborales necesarias”.

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Erwin Ojeda C.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01