3 - Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal

INICIATIVA DE PUEBLOS ORIGINARIOS QUE BUSCA LA CREACIÓN DE UNA NUEVA INSTITUCIONALIDAD INDÍGENA PUEBLO QUECHUA

Iniciativa Nº 978

Tema: Autonomías territoriales e indígenas

Actualizado 24/05/2022 05:54

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Erwin Ojeda C.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01

Situación Ideal:

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, bajo una interpretación evolutiva de la Convención Americana de Derecho Humanos sostiene que el derecho a la identidad cultural es un derecho fundamental y de naturaleza colectiva cuya titularidad corresponde a las comunidades y pueblos indígenas, que debe ser respetado en una sociedad multicultural, pluralista y democrática .
Es indispensable que el Estado de Chile haga el reconocimiento respectivo de la autonomía a cada pueblo originario reconocido, para que la convencía en un mismo Estado sea con el respecto y las garantías adecuadas y establecidas tanto en el ámbito nacional, como en el internacional. Para esto, el gobierno debe asumir y reconocer que está compuesto por numerosos pueblos originarios y que es necesario cambiar la estructura del Estado, abogando por la autodeterminación de estos pueblos, haciéndolos partícipes de las decisiones del Estado, como lo es el reconocimiento de las lenguas propias y las tradiciones de cada uno. En la actual Constitución, además de no realizarse mención a los pueblos originarios, se establece el carácter unitario del Estado de Chile, contrastando con el reconocimiento que se busca y que ha sido destacado en otros países, tomándolos como ejemplos de un funcionamiento efectivo y en armonía.
Es imperante elevar el estatus político de los pueblos indígenas a un nivel constitucional, reconociendo además el contenido de la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, como la libre determinación interna y la autonomía, pasando por derechos de representación política especial, como podrían considerarse lo escaños reservados.
Respecto a este punto, el Convenio N°169 establece algunas bases, como lo señalado en el artículo 8°, a saber:
“Artículo 8:
1. Al aplicar la legislación nacional a los pueblos interesados deberán tomarse debidamente en consideración sus costumbres o su derecho consuetudinario.
2. Dichos pueblos deberán tener el derecho de conservar sus costumbres e instituciones propias, siempre que éstas no sean incompatibles con los derechos fundamentales definidos por el sistema jurídico nacional ni con los derechos humanos internacionalmente reconocidos. Siempre que sea necesario, deberán establecerse procedimientos para solucionar los conflictos que puedan surgir en la aplicación de este principio.
3. La aplicación de los párrafos 1 y 2 de este artículo no deberá impedir a los miembros de dichos pueblos ejercer los derechos reconocidos a todos los ciudadanos del país y asumir las obligaciones correspondientes”.
Para terminar estableciendo en el artículo 9, en relación al ámbito legal, que:
“Artículo 9:
1. En la medida en que ello sea compatible con el sistema jurídico nacional y con los derechos humanos internacionalmente reconocidos, deberán respetarse los métodos a los que los pueblos interesados recurren tradicionalmente para la represión de los delitos cometidos por sus miembros.
2. Las autoridades y los tribunales llamados a pronunciarse sobre cuestiones penales deberán tener en cuenta las costumbres de dichos pueblos en la materia”.
A nivel internacional, nos encontramos con países como Ecuador y Bolivia, que han optado por este reconocimiento plurinacional, y yendo un poco más lejos, también tenemos el caso de Nueva Zelandia en donde la etnia Maorí tiene en su poder algunas extensiones de tierras consideradas como ancestral, las que son administradas por los indígenas; o Canadá que en su carta fundamental también reconoce la existencia y los derechos de los indígenas. A nivel latinoamericano, lo han establecido de la siguiente manera:
 Constitución de Ecuador: “Artículo 1°. El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de republica y se gobierna de manera descentralizada”.
 Constitución de Bolivia: “Artículo 1°. Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrados del país”.
Es necesario que, a través del reconocimiento de la plurinacionalidad, se dé cuenta de las diversas naciones que habitan el territorio, reconociendo así las autonomías territoriales y políticas correspondientes en el marco de una convivencia común. Debe realizarse una distribución efectiva del poder territorial para lograr la ejecución conjunta en todas las zonas del país con el debido reconocimiento y respecto a cada pueblo originario y sus costumbres.

Propuesta de articulado

Para: Mesa Directiva de la Convención Constitucional.
De: Asociación indígena quechua kawsaq llaqta de la Región de Arica y Parinacota

INICIATIVA POPULAR DE PUEBLOS ORIGINARIOS QUE BUSCA EL RECONOCIMIENTO Y LA DECLARACIÓN DE CHILE COMO UN ESTADO PLURINACIONAL
PUEBLO QUECHUA

I. FUNDAMENTOS
La Corte Interamericana de Derechos Humanos, bajo una interpretación evolutiva de la Convención Americana de Derecho Humanos sostiene que el derecho a la identidad cultural es un derecho fundamental y de naturaleza colectiva cuya titularidad corresponde a las comunidades y pueblos indígenas, que debe ser respetado en una sociedad multicultural, pluralista y democrática .
Es indispensable que el Estado de Chile haga el reconocimiento respectivo de la autonomía a cada pueblo originario reconocido, para que la convencía en un mismo Estado sea con el respecto y las garantías adecuadas y establecidas tanto en el ámbito nacional, como en el internacional. Para esto, el gobierno debe asumir y reconocer que está compuesto por numerosos pueblos originarios y que es necesario cambiar la estructura del Estado, abogando por la autodeterminación de estos pueblos, haciéndolos partícipes de las decisiones del Estado, como lo es el reconocimiento de las lenguas propias y las tradiciones de cada uno. En la actual Constitución, además de no realizarse mención a los pueblos originarios, se establece el carácter unitario del Estado de Chile, contrastando con el reconocimiento que se busca y que ha sido destacado en otros países, tomándolos como ejemplos de un funcionamiento efectivo y en armonía.
Es imperante elevar el estatus político de los pueblos indígenas a un nivel constitucional, reconociendo además el contenido de la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, como la libre determinación interna y la autonomía, pasando por derechos de representación política especial, como podrían considerarse lo escaños reservados.
Respecto a este punto, el Convenio N°169 establece algunas bases, como lo señalado en el artículo 8°, a saber:
“Artículo 8:
1. Al aplicar la legislación nacional a los pueblos interesados deberán tomarse debidamente en consideración sus costumbres o su derecho consuetudinario.
2. Dichos pueblos deberán tener el derecho de conservar sus costumbres e instituciones propias, siempre que éstas no sean incompatibles con los derechos fundamentales definidos por el sistema jurídico nacional ni con los derechos humanos internacionalmente reconocidos. Siempre que sea necesario, deberán establecerse procedimientos para solucionar los conflictos que puedan surgir en la aplicación de este principio.
3. La aplicación de los párrafos 1 y 2 de este artículo no deberá impedir a los miembros de dichos pueblos ejercer los derechos reconocidos a todos los ciudadanos del país y asumir las obligaciones correspondientes”.
Para terminar estableciendo en el artículo 9, en relación al ámbito legal, que:
“Artículo 9:
1. En la medida en que ello sea compatible con el sistema jurídico nacional y con los derechos humanos internacionalmente reconocidos, deberán respetarse los métodos a los que los pueblos interesados recurren tradicionalmente para la represión de los delitos cometidos por sus miembros.
2. Las autoridades y los tribunales llamados a pronunciarse sobre cuestiones penales deberán tener en cuenta las costumbres de dichos pueblos en la materia”.
A nivel internacional, nos encontramos con países como Ecuador y Bolivia, que han optado por este reconocimiento plurinacional, y yendo un poco más lejos, también tenemos el caso de Nueva Zelandia en donde la etnia Maorí tiene en su poder algunas extensiones de tierras consideradas como ancestral, las que son administradas por los indígenas; o Canadá que en su carta fundamental también reconoce la existencia y los derechos de los indígenas. A nivel latinoamericano, lo han establecido de la siguiente manera:
 Constitución de Ecuador: “Artículo 1°. El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de republica y se gobierna de manera descentralizada”.
 Constitución de Bolivia: “Artículo 1°. Bolivia se constituye en un Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario, libre, independiente, soberano, democrático, intercultural, descentralizado y con autonomías. Bolivia se funda en la pluralidad y el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico, dentro del proceso integrados del país”.
Es necesario que, a través del reconocimiento de la plurinacionalidad, se dé cuenta de las diversas naciones que habitan el territorio, reconociendo así las autonomías territoriales y políticas correspondientes en el marco de una convivencia común. Debe realizarse una distribución efectiva del poder territorial para lograr la ejecución conjunta en todas las zonas del país con el debido reconocimiento y respecto a cada pueblo originario y sus costumbres.

POR TANTO,
En virtud de lo dispuesto en el Reglamento General de la Convención Constitucional,

II. PROPUESTA
VENIMOS EN PRESENTAR LA SIGUIENTE:


INICIATIVA POPULAR DE PUEBLOS ORIGINARIOS

ARTÍCULO XXX: Agregase la siguiente norma al texto de la Nueva Constitución:
“Chile es un Estado Plurinacional. En consecuencia, habrá representación indígena proporcional en los Consejos Nacionales, como el Consejo Nacional de Educación, el Consejo Nacional de Derechos Humanos, en el Consejo del Banco Central, en el Consejo Nacional de Pesca, Consejo Nacional de Acreditación, y otros. Tal representación será rotativa y abarcará sucesivamente y por periodos iguales a todos los pueblos originarios reconocidos en Chile. En los consejos regionales habrá igual representación de los pueblos que tengan presencia ancestral en sus territorios.
Asimismo, habrá escaños reservados en el órgano legislativo, en el Consejo Regional, así como en las Municipalidades, o en los órganos que las reemplacen. Habrá cupos indígenas en la Corte Suprema y en las Cortes de Apelaciones, sin perjuicio de lo dispuesto acerca de la justicia indígena propia.
Cada pueblo deberá definir quienes postularan y ocuparan tales cargos.
En los territorios indígenas habrán sistemas de auto gobierno indígena local, con personalidad de derecho público y patrimonio propio, que gobernarán educación, salud, ordenamiento territorial, recursos naturales, patrimonio, agricultura, seguridad pública, ganadería, industrias locales, relaciones transfronterizas, entre otros, de acuerdo a la ley, con el objetivo de obtener el sumaq kawsay o buen vivir de los indígenas habitantes de ese territorio. En caso de que alguna autoridad indígena cometa actos contrarios a la probidad, se le someterá a la justicia indígena de acuerdo a sus costumbres, sin perjuicio de la justicia ordinaria.
Tales sistemas de autogobierno tendrán la potestad de reconocer los lazos de matrimonio o de familia, de acuerdo a sus

Esta es una Propuesta de:

Foto de persona

Erwin Ojeda C.

Disponible Desde:

1 Feb1 de febrero2022-02-01